jueves, 7 de julio de 2022 14:51
Sociedad

La Seguridad Social crea un portal para tramitar jubilaciones "on-line" obviando la "doble brecha digital"

La Seguridad Social  ha lanzado un portal que permite solicitar vía telemática servicios relacionados con las pensiones y otras prestaciones que gestiona el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) que se puede realizar sin el método cl@ve o certificado electrónico para todas aquellas personas que no tengan esos documentos. 

|


Tramite

Captura Web Seguridad Social/ @Catalunyapress


La Seguridad Social  ha lanzado un portal que permite solicitar vía telemática servicios relacionados con las pensiones y otras prestaciones que gestiona el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) que se puede realizar sin el método cl@ve o certificado electrónico para todas aquellas personas que no tengan esos documentos. 


Los pasos a seguir son los siguientes.


1. Descargar de manera directa el formulario de solicitud correspondiente en formato pdf que se debe rellenar según las recomendaciones y adjuntanto la documentación necesaria.



Descarga



2. Una vez se haya rellenado y guardado el formulario, se puede iniciar el proceso de envío pulsando en el botón azul con el texto 'Enviar solicitud'.


3. Una vez que haya accedido al área de envío, hay que identificarse siguiendo 3 sencillos pasos:


- Validación de tu correo electrónico mediante el envío de un código de comprobación a la dirección señalada para garantizar que vayas a recibir las comunicaciones vía email.


- Validación de tu DNI/NIE adjuntando fotografía de las dos caras de tu documento de identidad.


Foto del solicitante (selfie) en tiempo real enseñando el DNI/NIE. Se puede hacer la foto desde el dispositivo en el que se está realizando el trámite o escanear un código QR con otro dispositivo que disponga de cámara.


4. Una vez confirmada la identidad, aparece una pantalla en la que se puede añadir comentarios al trámite que se está realizando e indicar los datos de la provincia y municipio de residencia.


5. A continuación, se debe adjuntar el formulario de solicitud debidamente cumplimentado, acompañado de la documentación justificativa. 


6. Por último, y como paso previo a la confirmación del envío, se deben firmar la solicitud sin necesidad de imprimir el formulario. La solicitud se firma a través de un código email (enviado a la misma dirección indicada al inicio del proceso) y se realiza manualmente en formato digital a través de la pantalla táctil o con el cursor en función del dispositivo que se esté utilizando.


LA DOBLE BRECHA DIGITAL DESCONECTA A NUESTROS MAYORES DE LA DIGITALIZACIÓN


Más de un millón de euros en 490 tabletas y 700 ordenadores para la nueva legislatura

El uso de la tecnología no está al alcance de todos/ @EP


Hay una parte de la población española cuyas dificultades en el acceso y uso de las tecnologías digitales hacen que no puedan aprovechar los beneficios que brindan los avances en la digitalización. Según datos obtenidos de Eurostat, casi la mitad de las personas entre 65 y 74 años que utilizan internet cuentan con habilidades digitales bajas. Existe una brecha digital en España que afecta especialmente a las personas mayores lo que ha provocado en las circunstancias actuales, la necesidad de ponerse al día muy rápido.





En España, existe una brecha digital que está dejando atrás, principalmente, a gran parte de aquellos ciudadanos más vulnerables en esta pandemia del COVID-19. Se trata de las personas mayores de 65 años, cuyas habilidades para aprovechar las oportunidades que brinda la transformación digital, son relativamente más bajas que las de los colectivos más jóvenes. 



Las personas mayores con pocos conocimientos digitales son especialmente vulnerables a los fraudes realizados a través de internet. La frecuencia de estos ataques está incrementando notablemente durante el periodo de aislamiento social provocado por el COVID-19, cuando los ‘hackers’ están aprovechando la hiperconectividad de los usuarios y la vulnerabilidad de algunos colectivos.



Porque tener una conexión a internet de banda ancha o saber enviar un correo electrónico, entre otras cosas, parecería que está al alcance de todo el mundo, pero no es así. Existe una doble brecha en lo que se refiere a las tecnologías digitales donde las personas mayores de 65 años son las principales afectadas. No solo es necesario tener en cuenta el uso de estas tecnología sino también las capacidades con las que las personas cuentan para que este uso sea adecuado.


En primer lugar el uso de tecnologías digitales, como internet, es notablemente superior entre la población más joven. Según datos del INE, en 2019, el 90% de los jóvenes entre 16 y 24 utilizó internet en los últimos tres meses, frente al 63% de las personas entre 65 a 74 años y el 23% de las personas mayores de 75 años. Si bien no se observa una brecha de género entre las personas de 16 a 74 años en el uso de internet, sí que existen diferencias entre hombres y mujeres en el grupo de los más mayores.


En segundo lugar, también existe una brecha en las habilidades digitales entre los usuarios de internet. Según los datos extraídos de Eurostat, mientras que el 68% de los jóvenes (entre 16 y 24 años) cuenta con habilidades avanzadas, tan sólo el 6,5% de los mayores de 65 años cuenta con estas destrezas. Casi la mitad de las personas entre 65 y 74 años que utilizan internet cuentan con habilidades digitales bajas.



COMENTAR

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil
CLABE