martes, 30 de noviembre de 2021 03:30
Sociedad

La contaminación provoca una de cada cuatro muertes en el mundo

|



La cuarta parte de las muertes que se registraron en el mundo en 2012 fueron provocadas por el ambiente poco saludable en el que estas personas vivían o trabajaban. Según las conclusiones de un estudio presentado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), hecho público este martes, unos 12,6 millones de personas fallecieron por factores de riesgo ambiental.


El estudio ‘Ambientes saludables y prevención de enfermedades: Hacia una estimación de la carga de morbilidad atribuible al medio ambiente’ indica que la contaminación del aire, del agua o del suelo, así como la exposición a agentes químicos, las alteraciones climáticas o la radiación ultravioleta son las responsables de más de 100 dolencias.


La enfermedades no transmisibles, como son los accidentes cerebro-vasculares, las dolencias cardíacas, los cánceres o las enfermedades respiratorias crónicas, representan actualmente dos tercios –8,2 millones—de las 12,6 millones de muertes provocadas por factores ambientales, ha revelado la segunda edición del estudio, que fue publicado por primera vez hace 10 años.


Las muertes provocadas por enfermedades infecciosas, como la diarrea o la malaria, asociadas a la mala calidad del agua y el saneamiento, han experimentado un descenso, fundamentalmente debido a las mejoras en el acceso al agua y saneamiento, así como el incremento de la vacunación, el uso de mosquiteras tratadas con insecticidas y un mayor acceso a medicamentos básicos.


REDUCIR LAS EMISIONES 


“Un ambiente sano es la base de la salud en la población”, ha dicho la directora general de la OMS, Margaret Chan, que ha alertado que, si los países no toman medidas para hacer más saludables los ambientes donde viven y trabajan las personas, “millones continuarán enfermando y muriendo antes de forma prematura”.


El documento presenta algunas medidas que los países pueden tomar para invertir la tendencia de incremento de las enfermedades relacionadas con el ambiente: reducir el uso de combustibles fósiles e incrementar el acceso a las energías de bajas emisiones de carbono.


“Existe una necesidad urgente de invertir en estrategias para reducir los riesgos ambientales en nuestras sociedades, en nuestras casas y lugares de trabajo”, ha dicho Maria Neira, directora del departamento de Salud Pública, Ambiente y Determinantes Sociales de la Salud en la OMS.


Esas inversiones, ha afirmado, pueden “reducir significativamente el creciente peso mundial de las enfermedades cardiovasculares y respiratorias, las lesiones y los cánceres, y comportar una reducción inmediata de los costes de los servicios de salud”.


Las franjas de edad más afectadas por los peligros ambientales son las criaturas de menos de cinco años y los adultos de entre 50 y 75. Mientras que los niños acusan sobre todo enfermedades respiratorias y diarreas, los adultos padecen más enfermedades no transmisibles – como las dolencias cardíacas--. Con una mejor gestión ambiental, cada año podrían prevenirse la muerte de 1,7 millones de niños menores de cinco y 4,9 millones de adultos de entre 50 y 75.


Las regiones del Sudeste asiático y del Pacífico occidental fueron las que más personas murieron a causa de enfermedades con causa ambiental en 2012, con un total de 7,3 millones. Le sigue África, con 2,2 millones de fallecidos; Europa (1,4 millones); el Mediterráneo oriental (854 mil) y el continente americano (847 mil). 

COMENTAR

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil
CLABE