lunes, 14 de octubre de 2019 22:34
Politica

Desafío al Congreso cumplido

|



El Gobierno en funciones sigue en sus trece. Como ya adelantábamos el martes, la Mesa del Congreso aprobó la convocatoria de Plenos de control al Gobierno porque entiende que, aunque esté en funciones, debe someterse a este proceso.


Sin embargo, el Ejecutivo en funciones no tiene ninguna intención de someterse al control de la Cámara Baja. Y este jueves ha dado su primer paso para consumar su desafío al Congreso, lo que puede provocar un conflicto grave entre las altas instituciones del Estado. Un hecho que no tendría precedentes en la democracia española.


El ministro en funciones, Pedro Morenés, no ha comparecido ante la comisión de Defensa. Estaba citado para dar información al Parlamento sobre los acuerdos adoptados en la pasada reunión de la OTAN el 10 y 11 de febrero en Bruselas. Y sobre todo, sobre el operativo naval en el Egeo para luchar contra las mafias que trafican con refugiados.

Este gesto representa un hecho insólito, puesto que es la primera vez que el Gobierno desoye deliberadamente una citación de comparecencia oficial del Congreso. Así, el Gobierno ha cumplido con su postura. 


Ya lo había advertido la vicepresidenta en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría al presidente del Congreso Patxi López: tanto el presidente como los ministros no se someterán a control alguno por parte del parlamento puesto que, consideran, el Gobierno está en funciones, por lo que carece de capacidad a la hora de tomar decisiones políticas. Además, al haber sido nombrado por el Congreso de la pasada legislatura, ni tiene la confianza del actual ni debe responder a éste políticamente.


Basado en los informes jurídicos del Parlamento, todos los grupos parlamentarios, excepto el PP, consideran que el Gobierno sí debe comparecer ante el Congreso aunque esté en funciones. De no hacerlo, acudirían al Tribunal Constitucional para plantear un conflicto de atribuciones.


Ante el desplante de Morenés, el presidente de la comisión de Defensa, el socialista José María Barreda, ha levantado acta de la incomparecencia del ministro de Defensa en funciones para ponerlo en conocimiento de la Mesa y la Presidencia del Congreso con la intención de que se “tomen las medidas que crean oportunas”. Barreda considera que el Gobierno “se equivoca” y que olvida que en la Cámara baja “reside la soberanía popular”. “En democracia, todo poder tiene que estar controlado, está o no en funciones”, ha añadido.


Por su parte, el secretario del grupo parlamentario de Ciudadanos, Miguel Gutiérrez, ha tachado de "lamentable" que el Gobierno de Mariano Rajoy no entienda un concepto "tan básico" en democracia como "rendir cuentas" de su gestión ante la sede de la soberanía nacional y se haya declarado "en rebeldía".


Por ello, ha confirmado que el partido de Albert Rivera apoyará cualquier acción que impulse el Congreso contra el Gobierno ante el conflicto de atribuciones que se ha generado ante su negativa a acudir a la Cámara Baja.

relacionada El Gobierno en funciones no tiene ninguna intención de someterse al control del Congreso

COMENTAR



Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil