viernes, 23 de octubre de 2020 04:03
Opinión

LA COMEDIA BUFA DE LA ATLL CATALANA

Manuel Fernando González Iglesias
Manuel Fernando González Iglesias

A Coruña, 1952

Los del Govern son unos cachondos. Como han visto que Antifrau ha dejado a su ACA con las vergüenzas al sol por haberse dejado engañar por ACCIONA en las cuentas de la ATLL con unas facturas impropias, se han sacado el problema de encima con una multa por falta grave de cuatro millones de euros, que la familia Entrecanales ya se sacará de encima con alguna que otra habilidad contable, que para eso llevan muchos años metidos en el negocio de la obra pública.


Pero para hacer todo eso, han tenido que decir que los barandas de la explotación, o sea, la susodicha ACCIONA, continúa regentando el negocio, algo que ha provocado el monumental cabreo de Antifrau, que había pedido justo lo contrario, y la indignación de los de la CUP, que se la han liado al Conseller en su comparecencia parlamentaria, mientras los de Catalunya Sí Que Es Pot aseguraban que el tema lo llevarán a la Fiscalía, que es una manera mas enérgica de decir "yo sigo, porque esto no se acaba aquí".


¿Y el Govern? Bien, gracias, diciendo con todo el morro que el ACA no pudo fiscalizar la chapuza de los madrileños porque a sus representantes no les avisaron de dos Consejos de Administración donde se colaron las facturas negras que sí supo denunciar la CGT, que también los tiene bien puestos. Por cierto, en aquellos tiempos en el ACA estaba el impresentable de Joan Pinyol, que ahora come en la mano de Ada Colau, y los sociatas en el Área Metropolitana, precisamente atendiendo a temas acuosos y de olores varios, Dios nos proteja. Oiga, conseller Rull, si los del ACA no se enteraron, a los que queden céselos por incompetentes, que para eso les pagamos entre todos, para que hagan bien su trabajo en defensa del interés público y no para que sean los tontos del pueblo. Y de paso, advierta a la alcaldesa de Barcelona de los peligros que corren los barceloneses teniendo como gestor al impresentable Pinyol, que acabará liándola.


Lo dicho, una chapuza con aires de comedia político-empresarial en una Catalunya de la que están huyendo los inversores y en la que aún quedan algunos pillos como los de ACCIONA, que algo deben de tener escondido en su caja fuerte porque tanta tolerancia oficial ya comienza a ser más que sospechosa.



Pincha en la imagen para leer la noticia:


COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil