viernes, 22 de octubre de 2021 09:45
Sociedad

Agosto ha sido un infierno para los bosques españoles

|

Incendio forestal


Todo parecía que iba a ir muy bien este 2016 en materia de incendios. Pero llegó agosto, caluroso y seco, y España volvió a arder. 


Un total de 18.851 hectáreas han ardido durante los primeros 21 días del mes de agosto, lo que significa que en este periodo ha ardido el 53,45 por ciento de las hectáreas que se han quemado en España durante todo el año (35.268,65 has), o lo que es lo mismo, que agosto concentra más de la mitad del fuego en lo que va de 2016.


Según datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, hasta el 31 de julio ardieron 16.417 hectáreas, lo que situaba por entonces a 2016 como el mejor año del decenio en materia de incendios.


Sin embargo, a partir de entonces las llamas se han multiplicado y han afectado a 18.851 hectáreas de superficie más, de las que 1.898 hectáreas se quemaron entre el 14 y el 21 de agosto, de modo que la primera quincena de este mes concentra los daños por incendios de todo el año.


1.335 GRANDES INCENDIOS


Incendios 1

En total, el fuego ha quemado un total de 35.268 hectáreas de superficie del 1 de enero al 21 de agosto de 2016 que, sin embargo, se sitúa como el tercer mejor año del decenio en esta materia. En las mismas fechas del año anterior habían ardido prácticamente el doble de superficie, con 71.246 hectáreas del 1 de enero al 21 de agosto y un 53 por ciento menos que la media del decenio.


En este año se han producido 5.530 fuegos, de los que casi el 76 por ciento (75,85%) fueron conatos, es decir, que se extinguieron antes de alcanzar una hectárea afectada por las llamas y el 24,14 por ciento fueron incendios, que pasaron de una hectárea quemada. De esos, un total de 1.335, once superaron las 500 hectáreas arrasadas y alcanzaron, por tanto, la categoría de Grandes Incendios Forestales (GIF).


El mismo año por estas fechas se habían producido 13 grandes incendios y la media del decenio alcanza 17 de estos siniestros.


TODAVÍA QUEDA SEPTIEMBRE


Para la vocal del Colegio de Ingenieros de Montes, Rosa Planelles, ha señalado que las cifras anuales son muy variables, ya que los incendios dependen de varias circunstancias y hay años, como 2012 con 34 grandes incendios y años, como 2010, con cinco grandes fuegos.


Así, ha dicho que el año pasado en estas mismas fechas se habían producido 13 fuegos de más de 500 hectáreas pero que, en definitiva, la media del decenio está en 17. "Hay que comparar valores medios del decenio para poder observar la tendencia, y este año van 11 grandes incendios, seis menos que la media", ha apuntado.


pese a las cifras "dentro de los valores normales" ha advertido de que en septiembre puede haber semanas de gran incidencia de incendios en las que se quema mucha superficie, como ocurrió en 2006 en Galicia.


"Aunque estamos dentro de los valores normales, todos querríamos que hubiera menos incendios pero lo cierto es que las condiciones climáticas favorecen que si hay ignición, hay propagación, porque la vegetación está disponible para arder", ha manifestado.


Respecto a los grandes incendios, Planelles, que es profesora de Incendios Forestales en la Universidad Politécnica de Madrid, considera que son "el problema más grave" porque llegan a superar las capacidades reales de extinción.


EL INCENDIO CERO NO EXISTE


En este contexto, ha reflexionado que aunque no se puede saber si habrá o no más grandes incendios, esta posibilidad aumenta si no se realizan tareas de prevención. "Puede que haya menos incendios, pero que estos sean más grandes", ha alertado.


Por ello, ha hecho hincapié en que "lo único que se puede hacer" es aumentar la prevención, que implica aumentar la gestión forestal. "No podemos aspirar al incendio cero, que es inalcanzable, pero podemos lograr que no haya grandes incendios", ha apostillado.


Esto pasa, en su opinión, por aumentar la gestión rural, el trabajo con la población rural que vive en el entorno forestal y mediante la prevención en la población urbana que acude a las áreas rurales y al entorno natural, ya que, según ha recordado, la gran mayoría de los incendios se produce por negligencias en el campo, por imprudencias o bien de forma intencionada.


La representante del Colegio de Ingenieros de Montes ha comentado que "nunca" se puede decir en materia de incendios que este sea "un buen año" pero sí que 2016, de momento, está por debajo de la media.


En todo caso, a su juicio "queda mucho por hacer" porque los fuegos siguen "a expensas de la climatología", de modo que la opción es mejorar la prevención y la gestión de los elementos combustibles y favorecer el desarrollo rural ya que la extinción "es solo la consecuencia y solución final".

relacionada Arde en una semana un tercio de todo lo quemado en 2016
relacionada Cinco de los diez incendios sin control en Galicia entrañan peligro para las casas

COMENTAR

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil
CLABE