martes, 26 de enero de 2021 15:06
Editorial

AU REVOIR SARKOZY

Manuel Fernando González Iglesias
Manuel Fernando González Iglesias

A Coruña, 1952

Nicolas sarkozy


El centro derecha francés acaba de despedir sin nostalgia a Nicolás Sarkozy, sorprendiendo a los propios medios de comunicación del país con la victoria de François Fillon en unas primarias en las que han participado nada menos que cuatro millones de electores, que lo han votado mayoritariamente sin pestañear.


Es sabido, por las numerosas encuestas que se van publicando continuamente, que el socialismo de François Hollande y Manuel Valls está perdiendo fuerza electoral de una forma muy alarmante, de tal manera que se espera que en las próximas presidenciales acudan solos a la segunda vuelta el centro derecha del ahora recién elegido François Fillon y la lideresa del Frente Nacional Marine Le Pen.


Ante semejante panorama --Trump en America y Le Pen en Europa-- la Comisión Europea se ha llevado las manos a la cabeza, y los franceses han decidido buscarse otro candidato ganador que aleje a los ultras del poder en el Elíseo.


Con Fillón no estamos ante un descubrimiento sobrenatural de la política gala, sino ante un político de la derecha liberal que quiere que la jubilación se alargue hasta los 65 años, que el IVA suba en dos puntos, que el Estado tenga a buen recaudo unos 110 mil millones de euros durante cinco años por si vienen mal dadas y sobre todo, y esa es su oferta estrella, que el tamaño de la administración pública se reduzca en unos quinientos mil puestos de trabajo.


Con semejante planteamiento ha ganado a sus adversarios y ha puesto encima de la mesa un programa que, a las izquierdas francesas, le va a resultar muy difícil de digerir, sobre todo si se llega a esa muy posible segunda vuelta, donde los votantes socialistas y comunistas han de tragarse un par de litros de aceite de ricino para poder otorgarle su "voto util" para que no gane la "nacionalista" Le Pen.


Como las próximas elecciones presidenciales están previstas para el 23 de abril en primera vuelta y el 7 de mayo de 2017 en segunda, pronto sabremos si el socialismo galo se recupera milagrosamente, o si François Fillon es el caballo blanco que salve a Francia de la ultraderecha más beligerante que hay en la vieja Europa. Se admiten apuestas.


Mientras tanto, demos por definitiva una despedida muy a la francesa: Au revoir Sarkozy.

COMENTAR

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil