domingo, 24 de enero de 2021 06:09
Internacional

Rusia avanza hacia la despenalización de las agresiones a mujeres e hijos para preservar la tradición

|

Violencia domestica rusia


Puede parecer mentira, una de las muchas noticias falsas que circulan a diario por internet, pero lamentablemente, aunque provenga de Rusia, en verdad: pegar a los hijos o la mujer será legal.


El parlamento ruso ha dado su visto bueno para descriminalizar la violencia doméstica. Una propuesta que busca conservar “la tradición de la autoridad parental” en el país.


De esta manera, pegar a la pareja o a los hijos pasará a ser penados con arrestos domiciliarios, multas de unos 500 euros, o trabajos sociales, desapareciendo del código criminal, lo que imposibilitará que las víctimas puedan presentar cargos.


Ya ha pasado la primera votación, como 368 votos a favor y solo uno en contra. La propuesta ha salido de la diputada del MP, Yelena Mizulina, presidenta de la Comisión de Asuntos de la Familia y la Mujer de la Dima.


Mizulina sostiene que “en la cultura familiar rusa las relaciones padre-hijo se construyen en torno al poder de la autoridad del padre”. 


Así, que un hombre vaya a la cárcel por pegar a su mujer en el contexto de una discusión “va en contra de la familia”.


Yelena Mizulina 1

La diputada rusa Yelena Mizulina


APOYO DE LA IGLESIA ORTODOXA


Esta propuesta viene a matizar una enmienda que incluyó la violencia familiar en el código criminal. Según estadísticas del Gobierno ruso, unas 36.000 mujeres y 26.000 niños son agredidos por sus parejas y padres cada año. Además, un 40% de los crímenes violentos se producen en el entorno familiar.


Mizulina --que estuvo detrás de medidas como la ‘penalización de la propaganda gay’-- quiere poner coto a esta enmienda, porque estima que es demasiado restrictiva y se pueden dar casos en los que las agresiones, según ella, estarían justificadas. 


Y pone como ejemplo el caso de una adolescente que robó a sus progenitores una cantidad de dinero que estaba destinada a pagar la hipoteca.


Su madre le dio una bofetada al descubrirlo y la hija la denunció. Aunque en el contexto familiar el problema se solucionó, el proceso judicial siguió su curso y ahora la madre podría perder la custodia de la hija.


La medida está apoyada por la Iglesia ortodoxa rusa, que considera el castigo físico “un derecho esencial dado por Dios a los padres”. 

COMENTAR

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil