viernes, 6 de diciembre de 2019 21:09
Economía

​Caixabank se hace con el 84,5% de la portuguesa BPI

|

Caixabank 10


CaixaBank se ha hecho con el control de la entidad portuguesa BPI tras adquirir 568 millones de acciones, representativas de un 39% de su capital social, por 644,5 millones de euros.


De esta forma, la entidad eleva su participación en el capital de BPI desde el 45,5% hasta el 84,5% tras haber lanzado sobre la entidad lusa una Oferta Pública de Adquisición de acciones (OPA).


La contraprestación ofrecida por CaixaBank asciende a 1,134 euros por título, de forma que el desembolso total se sitúa en 644,5 millones de euros, según ha informado la entidad catalana a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).


PABLO FORERO AL FRENTE


El consejo de administración de BPI propondrá a la junta de accionistas del 26 de abril nombrar nuevo consejero delegado al hasta ahora director general de CaixaBank para el proyecto de BPI, Pablo Forero, mientras que el actual consejero delegado del banco luso, Fernando Ulrich, pasará a ser presidente, y el ahora presidente de BPI, Artur Santos Silva, será propuesto presidente de honor.


En rueda de prensa en Lisboa tras el cierre de la OPA de CaixaBank sobre BPI, Ulrich ha afirmado que ha sido una operación acordada y "la mejor solución para BPI y los clientes del banco", lo que ha refrendado Silva.


El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha explicado que para CaixaBank es un proyecto con potencial de crecimiento y "muy importante" porque es la primera vez que toma el control de una entidad no doméstica, y para BPI supone una mejora de dimensión, solvencia y acceso a financiación en mejores condiciones.


DESDE 1995


CaixaBank entró en BPI en 1995 y fue elevando su participación con los años, si bien los derechos de voto estaban limitados al 20%; en abril de este año, la entidad lanzó una OPA voluntaria a un precio de 1,113 euros por acción, condicionada a la eliminación de esta restricción en el voto.


Al presentar la oferta, la entidad catalana indicó que tenía la intención de que BPI continúe siendo una compañía cotizada, así como mejorar sus cuentas gracias a las sinergias con CaixaBank.


La entidad portuguesa tiene 39.000 millones de euros en activos, 1,8 millones de clientes en Portugal, un 4,6% de morosidad y un 85% de cobertura.

relacionada CaixaBank vuelve a ganar más de 1.000 millones por primera vez desde 2011
relacionada CaixaBank se erige como primer accionista de Isolux Corsán
relacionada La revista 'The Banker' nombra a CaixaBank el Banco del Año 2016 en España

COMENTAR



Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil