miércoles, 23 de octubre de 2019 19:42
Economía

​El principal obstáculo de la productividad española es el gusto por el ladrillo

|

Ocficinasedificio


El mayor freno a la productividad española proviene de un esfuerzo inversor escasamente aprovechado, especialmente por el exceso de inversión en activos inmobiliarios durante el 'boom del ladrillo', según se desprende del informe 'Acumulación y productividad del capital en España y sus comunidades autónomas en el siglo XXI' realizado por la Fundación BBVA y el Ivie (Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas).


En concreto, la productividad del capital en España, es decir, el valor añadido generado por unidad de capital disponible, se ha reducido en un 45% desde 1980 hasta la actualidad. Un comportamiento contrario al que ha tenido la productividad del trabajo que, en las últimas tres décadas, se ha incrementado en un 33%. No obstante, según el estudio, se trata de un resultado "pobre".


La explicación al comportamiento del capital humano que el profesor de la Universidad de Valencia y uno de los expertos que han dirigido dicho estudio, Francisco Pérez, es que, de alguna manera, el empleo "se alquila", mientras que el capital principalmente "se compra". En el caso de España, el 'boom' inmobiliario ha provocado que gran parte de las empresas tengan aún presente en sus balances parte de "esos viejos males" que "lastran la productividad" y de los que es "complicado" desprenderse, por esto el fuerte ajuste se ha realizado vía empleo.


LA ECONOMÍA CRECE, PERO NO LA PRODUCTIVIDAD


Desde 1980 hasta hoy, el Producto Interior Bruto (PIB) de España ha crecido en un 74,4% (un 2,2% de media al año). Sin embargo, en el estudio se pone de manifiesto que se tata de un avance debido a la mayor utilización de trabajo y capital, ya que la productividad de los factores permanece estancada, reduciéndose incluso en un 0,2% al año.


De esta forma, la productividad total de los factores (PTF) en España, que mide la eficiencia en el uso del conjunto de los recursos, se sitúa un 44% por debajo de la de Estados Unidos, mientras que la diferencia de la Unión Europea (UE-15) con respecto a este país es de un -12%.


Los datos muestran, además, que el desaprovechamiento del trabajo y del capital en España ha ido aumentado con el paso del tiempo. Concretamente, la escasa productividad del capital revela el bajo aprovechamiento del potencial productivo de las inversiones y la puesta en marcha de muchos proyectos que finalmente no resultan rentables.


Las tres razones que explicarían la baja productividad española según el estudio son, por un lado, la sobreinversión en activos inmobiliarios improductivos a largo plazo basada en expectativas de revalorización, la larga permanencia de esos activos en los balances de las empresas que reducen la rentabilidad y, finalmente, el perfil del tejido empresarial español, caracterizado por el bajo contenido tecnológico, de insuficiente tamaño y el poco potencial de los equipos de dirección.

relacionada La CEOE insiste en limitar la subida salarial hasta el 1,5% y vincularla a la productividad
relacionada La Comisión Europea alerta del bajo crecimiento de la productividad y la alta tasa de paro en España

COMENTAR



Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil