jueves, 6 de agosto de 2020 09:58
Sociedad

Juana Rivas, en libertad provisional sin medidas: "Me voy a casa con mis niños"

|

Juana Rivas Libertad Provisional 1

Juana Rivas a su salida de los juzgados de Granda tras más de 20 días en paradero desconocido


El titular del Juzgado de Instrucción número 9 de Granada, en funciones de guardia este martes, ha decretado libertad provisional comunicada y sin fianza para Juana Rivas, la madre de Maracena que ha estado ilocalizable tras no entregar sus hijos al padre, mientras que sigue vigente la orden judicial por la que ha de devolver los menores, de once y tres años, al progenitor, residente en Italia y condenado en 2009 por un delito de lesiones en el ámbito doméstico.


"No voy a la cárcel. Me voy a mi casa con mis niños y a seguir peleando", se ha congratulado, en cualquier caso, este martes la granadina, quien seguirá siendo investigada en la vía penal por los presuntos delitos de sustracción ilegal de menores y desobediencia a la autoridad judicial.


A las puertas de la sede judicial, la propia Juana Rivas ha explicado que se va a casa con sus hijos, con los que ha pasado estos días en un enclave del entorno rural de la provincia granadina, en unos días en los que ha permanecido con los menores, de once y tres años, han estado tranquilos, aunque ella con un "nudo" dentro. Ha encontrado un "rayo de luz", pues, aunque no cree en Dios sí confía en que "hay algo", y ella pidió que viera su caso un juez "humano", como así ha sido en su opinión.


Tras una declaración, en la que la detenida solo ha contestado a las preguntas de su defensa, el juez ha considerado que la gravedad de la pena del presunto delito que la granadina haya podido cometer no justifica la "medida excepcional" de prisión provisional, como ha solicitado la Fiscalía, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, en base al auto del juez de guardia.


El juez ha considerado también para acordar la libertad provisional la no existencia de antecedentes penales de la detenida, el arraigo social que no hace suponer "riesgo de fuga" y la circunstancia de estar litigando en la actualidad en otros juzgados.


Para el juez de guardia, que tan solo ha resuelto sobre la situación personal de la investigada, la "alarma social" nunca justificaría una medida como es la prisión provisional.


Se inhibe ahora de las presentes actuaciones a favor del Juzgado de Instrucción número 2 de Granada, que seguirá con la investigación de unas actuaciones que pueden ser constitutivas de delito, tras la comparecencia como detenida de este martes.


Tras salir de los juzgados de Caleta, sobre las 15,50 horas de este miércoles, Rivas ha referido, en declaraciones a los periodistas, que el juez la ha "escuchado" sobre lo que está pasando en su situación. "Vamos a seguir peleando", mientras continúa la investigación y se va "desenmarañando" el caso, ha agregado.


Su hijo le dijo esta pasada noche que tenía "miedo" de que no la pudiera volver a ver, tras su presentación ante el juez, por lo que se ha congratulado de poder ir a "abrazarlo", ha indicado la vecina de Maracena, quien ha agradecido el apoyo de los medios de comunicación estos días, mostrando su solidaridad también con las víctimas de los ataques yihadistas de Cataluña. "Yo también soy Barcelona", ha señalado.


No quiere, además, seguir siendo una "prófuga", ha indicado Juana Rivas, quien ha insistido en su confianza en la Justicia, pendiente del proceso judicial por el que debe devolver sus hijos al padre, que se ve, en la vía civil, en el Juzgado de Primera Instancia número 3 de Granada, especializado en temas de familia.


Rivas ha quedado en libertad contra el criterio de la Fiscalía que había pedido prisión provisional sin fianza, tras haberse negado a declarar a las preguntas del fiscal, según han indicado a Europa Press fuentes del Ministerio Público, que estudiará este miércoles si interpone recurso contra la decisión del juez.


Juana Rivas 2

Juana Rivas este martes a su salida del juzgado


El Juzgado de Instrucción 2 tendrá que tomar una decisión para seguir investigando a Rivas por un posible delito de sustracción de menores. Siguen vigente, además, la entrega de los niños al padre como se ha acordado tanto por la vía civil como por la vía penal.



En el ámbito civil, el juez de Primera Instancia 3 seguirá "intentando ejecutar el fallo de una sentencia" que obliga a la granadina a restituir los hijos a su ex compañero sentimental, Francesco Arcuri, residente en Italia, sin que quede cerrada la vía de las negociaciones entre las partes a este respecto, ha indicado por su parte la letrada de Rivas en Granada, María Castillo Pozo.



PIDE AYUDA A RAJOY, MAZA Y EL PRESIDENTE DEL TC POR CARTA


Juana Rivas ha pedido ayuda por carta al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al Fiscal General del Estado, José Manuel Maza, y al presidente del Tribunal Constitucional (TC), Juan José González Rivas, a quienes advierte de que sus hijos y ella corren "un gran peligro".


En la misiva, Rivas explica que se dirige personalmente a estas personalidades con el fin de que "intercedan por mis hijos y por mí en esta terrible situación en la que nos encontramos". "Yo estoy haciendo lo único que puedo hace como madre para protegerlos. Mis únicos recursos son una pequeña maleta, una mínima cantidad de dinero y todo el amor del mundo", asegura.


Tras explicarles que el 18 de mayo de 2016 huyó del "infierno" en el que vivían ella y sus hijos, "sometidos a la violencia diaria de su padre", Juana Rivas insiste que el padre de sus hijos es un "maltratador reincidente" y que los tres han vivido "historias de terror en completa soledad, un maltrato severo físico y psicológico".


Esta madre de Maracena, que subraya que no quiere evadirse de la ley, asegura que "aún con todo el miedo que me han producido todos los precedentes, todavía confío en que la justicia española pueda reconducir toda la serie de errores que como madre se me escapan de las manos y oprimen mi corazón".


En este sentido, critica que todos sus recursos judiciales se desestimen "sin preguntar siquiera a los niños, sin mirar la Fiscalía los informes psicológicos de mi hijo, sin que el Juzgado los evalúe con las garantías legales que marca la ley". "Señores, yo no he deajdo de intentar el camino legal para proteger a mis hijos", añade.


NO HA PERDIDO LA ESPERANZA


Juana Rivas dice no haber perdido la esperanza ni haberse rendido cuando el TC desoyó su petición "porque dijo que pedía ayuda demasiado pronto; tampoco cuando dos semanas después me dijo que ya era demasiado tarde; de verdad que no pierdo la esperanza de que alguien nos proteja".


Según relata en la misiva, hace tres días volvió a pedir ayuda en el mismo juzgado "que tardó más de un año en derivar mi denuncia a Italia". "En ese entonces me dijeron que no podían atendernos porque el maltratador no estaba en España. ¿No pueden detenerle ahora? ¿También tardarán otro año?", se ha preguntado.


Tras insistir en que ella y sus hijos corren "un gran peligro", Rivas les pide a Rajoy, Maza y González Rivas que "cierren los ojos unos segundos e imaginen que soy su hija". "Por favor, comprendan ustedes que mis niños no pueden pagar las horribles consecuencias de errores cometidos por las instituciones", afirma.


Acto seguido relata que escapó "de aquella isla donde nadie podía protegernos con la ilusión de llegar a mi amada tierra porque creía que España era uno de los países más pioneros y avanzados en la protección de mujeres y niños que caen a manos de este terrorismo doméstico que deja secuelas irreparables".


Rivas recuerda que "los dos niños han nacido en España y en el caso del mayor aquí ha vivido hasta los ocho años y un juez español ya en 2009 me dio su custodia porque su padre me pegaba", por lo que se pregunta si "me la van a quitar ahora para dársela a él sin haber atendido nuestro caso".


Según subraya, en el año y tres meses que llevaba en España junto a sus hijos estaban "tranquilos" y los tres se estaban "recuperando" mientras que en Italia "estaba enfermando y somatizaba cada agresión". Así, explica que al llegar a España siguió "todo el protocolo para las medidas de seguridad ante esta violencia" y su hijo mayor "ha estado en meses en terapia y mejorando y tuvo su última sesión en junio".


Rivas asegura que lleva "meses de desaliento y desamparo" por parte de la Justicia española y "el miedo ha vuelto a atenazar mi estómago". "Yo no puedo seguir intentando protegerlos sola. Por favor, ayúdenme", prosigue la carta, en la que dice entender que Rajoy, Maza y González Rivas tienen "poder y suficientes herramientas para usarlos a nivel nacional e internacional".


"Sé que tienen cosas importantes en las que trabajar, pero les aseguro que corremos grave peligro", insiste Juana Rivas, quien les reclama ayuda para proteger a sus hijos. "Escúchennos primero, antes de mandarnos de vuelta, solo pido eso. Ustedes representan para mis hijos una última oportunidad de poder vivir en un entorno sano, libre de miedo y violencia, como cualquier niño merece", agrega.


"¿Para qué ha firmado España tantos tratados y leyes? El Tratado de Estambul, la Ley Integral de Violencia de Género, el Estatuto de la Víctima, el Pacto de Estado... ¿Es que todo es papel mojado para mis hijos y para mí?", concluye Juana Rivas.


RETIRAN EL PASAPORTE A LOS HIJOS 


La juez del Juzgado de Primera Instancia número tres de Granada ha acordado, como nueva medida de protección de los dos menores hijos de Juana Rivas, retirarles el pasaporte, así como la prohibición de salida de los menores del territorio Schengen, sin autorización del padre o sin autorización judicial, medida solicitada también por Fiscalía.


Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), la restitución de los menores al padre es la principal medida de protección ya adoptada, con anterioridad a la vista sucedida este lunes entre la juez española y las defensas de las dos partes.


La juez ha desestimado las restantes medidas solicitadas por el padre de los menores, entendiendo que son los tribunales italianos los competentes en resolver otros aspectos, como puede ser la patria potestad de los progenitores.


Esta ultima vista entre la juez y las representaciones judiciales de las dos partes pudo desarrollarse porque las defensas de ambas partes estaban debidamente designadas, sin que existiera ningún defecto procesal.


En este Juzgado de Primera Instancia número tres, Juzgado de Familia, no se ha recibido ningún escrito de Fiscalía solicitando medidas excepcionales en relación con los menores, según informa el TSJA.


relacionada Juana Rivas: "Esconderme es la única forma para proteger a mis hijos de una pesadilla"

COMENTAR

Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil