miércoles, 20 de junio de 2018 15:01
Opinión

PUIGDEMONT SE ERIGE EN EL SALVADOR DE LA UE

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital


Puigdemont bruselas 4

Se han pasado, Puigdemont, Mas y Junqueras, unos cuantos años afirmando que Cataluña seguiría perteneciendo a la UE si se marchaba de España. Muchos se lo llegaron a creer. La realidad suele ser muy clarificadora y suele poner las cosas en su sitio. Después de todos los sucesos conocidos, resulta que estos dirigentes no han tenido el soporte que tanto han predicado. No solo eso, si no que, la huida de Puigdemont y algunos de sus consellers a Bruselas ha puesto al gobierno belga en una situación complicada. Día si y otro también, el exiliado mediático no deja de tocarle las narices. Hay que seguir sirviendo más carburante al fuego para mantener la llama encendida.


Una vez conocida la postura de los distintos países que forman la UE, Puigdemont se siente como un toro herido y ya se sabe como suele actuar este en esas cirscunstancias: llevarse por medio todo lo que encuentra a su paso.


El ex presidente afirma ahora que la UE es "club de países decadentes, obsolescentes, en el que mandan unos pocos, además muy ligados a intereses económicos cada vez más discutibles". Él está dispuesto a trabajar para cambiarla. Si lo único que sabe hacer bien es dividir a la sociedad catalana, escapar de la justicia española porque no se fía y pide que sea la flamenca, donde tiene sus amigos de la ultraderecha, que los defiendan.


Además "sugiere" la posibilidad del Catexit para que los catalanes puedan decidir, en referéndum si quieren pertenecer a la UE. ¿Y en qué condiciones?. "Cuando el diablo no tiene qué hacer, con el rabo mata moscas", dice un refrán popular.


Puigdemont, nunca calculó los efectos de sus decisiones, en Cataluña y ahora, en Europa. ¿Quiere un país de tierra quemada y enemigos por todas partes?, ¿todo el mundo tienen la culpa menos él?. Ha entrado en una espiral excesivamente peligrosa y destructiva que se sabe como empieza, pero no como acaba, por muchas entrevistas que le hagan, por su victimismo creciente día a día y por todas las visitas que reciba. La UE está cansada de tantos numeritos, y no digamos el gobierno belga que no sabe ya dónde meterse. ¿Volverá el día 21 para votar?.  No le queda otro remedio si quiere votarse a sí mismo.


El candidato huido tiene todo un desafío por delante, además de librar a los europeos de unos dirigentes de la UE que manda solos unos "pocos". ¿De qué me suena a mí eso?.¿En Catalunya mandan solo unos pocos?.


COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil