lunes, 23 de abril de 2018 09:55
Internacional

​China asegura que su estación espacial no está fuera de control

|

Tiangong 1


Ni la estación espacial china está fuera de control ni representa un peligro para la gente, ha dicho un ingeniero del gobierno chino, entre temores de que pronto podría estrellarse contra la Tierra.


Las repetidas advertencias han sugerido que la agencia espacial ha perdido el control de la estación y que podría caer en picado hacia la Tierra. Pero fuentes oficiales han querido reiterar que saben exactamente lo que está pasando con la instalación espacial.


Tiangong-1, que se traduce como 'palacio celestial', fue puesta en órbita en 2011. Desde entonces ha estado realizando experimentos, en gran parte como prueba de futura estaciones permanentes en el espacio hacia 2023.


Se suponía que la estación espacial china iba a ser clausurada en 2013, con una destrucción controlada.


Sin embargo, esto se ha estado retrasando repetidamente, lo que ha llevado a temer que podría estar fuera de control y la agencia espacial china estaría simplemente esperando a que vuelva a caer a la Tierra.


Si lo hiciera y lograra caer sobre un área poblada, los restos de la estación espacial -que no se quemarían en la atmósfera- podrían causar serios daños cuando aterrizan en la Tierra.


Zhu Congpeng, uno de los principales ingenieros de la Corporación China de Ciencia y Tecnología Aeroespacial, señala al periódico 'Science and Technology Daily', respaldado por el estado, que la estación espacial no se estaba estrellando y no representa una amenaza para la seguridad ni el medio ambiente.


"Hemos estado monitoreando continuamente el Tiangong-1 y esperamos permitir que caiga dentro del primer semestre de este año", dijo Zhu al periódico.


"Se quemará al entrar en la atmósfera y los restos caerán en una zona designada del mar, sin poner en peligro la superficie", sostiene.


La reentrada se retrasó en septiembre de 2017 para asegurar que los escombros caerían en un área del Pacífico Sur donde los escombros de las estaciones espaciales de Rusia y Estados Unidos habían aterrizado previamente, dijo el documento.


Aerospace Corporation, con sede en California, un grupo sin ánimo de lucro que trabaja con el gobierno de Estados Unidos, dice que es poco probable que se controle el reingreso del Tiangong-1, pero que es muy poco probable que afecte a las personas o dañe la propiedad, según un artículo publicado en su web el 3 de enero.


"Aunque no fue declarado oficialmente, se sospecha que el control del Tiangong-1 se perdió y no será recuperado antes de su reingreso", indican. "Puede haber material peligroso a bordo que sobreviva al reingreso", dijo.


El avance del programa espacial de China es una prioridad para el Presidente Xi Jinping, quien ha pedido que China se convierta en una potencia espacial mundial con vuelos espaciales civiles avanzados y capacidades que fortalezcan la seguridad nacional.


Pekín insiste en que su programa espacial es para fines pacíficos, pero el Departamento de Defensa de Estados Unidos ha dicho que el programa de China podría tener como objetivo bloquear a los adversarios para que no utilicen los recursos espaciales durante una crisis.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil