martes, 22 de agosto de 2017 07:22
Opinión

Florentino, el Rey de Viladecans

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

Carmen P. FloresCae en mis manos el último número del Boletín Municipal de Viladecans, y veo en su portada, la foto panorámica del nuevo complejo deportivo de la Torre Roja de este ayuntamiento socialista del Baix Llobregat en el que su alcalde, Carlos Ruiz, se ha gastado la nada despreciable cifra de cuarenta millones de euros, en unos tiempos en que en la población sufre un paro indignante y la gente sigue acudiendo a Caritas y al Banco de Alimentos en busca de comida que no puede pagar con un salario digno porque no dispone de un trabajo que cubra sus necesidades más elementales.

Cae en mis manos el último número del Boletín Municipal de Viladecans, y veo en su portada, la foto panorámica del nuevo complejo deportivo de la Torre Roja de este ayuntamiento socialista del Baix Llobregat en el que su alcalde, Carlos Ruiz, se ha gastado la nada despreciable cifra de cuarenta millones de euros, en unos tiempos en que en la población sufre un paro indignante y la gente sigue acudiendo a Caritas y al Banco de Alimentos en busca de comida que no puede pagar con un salario digno porque no dispone de un trabajo que cubra sus necesidades más elementales. Por eso, la pregunta que me hago es muy sencilla, ¿es éste el mejor momento para construir mega-piscinas o instalaciones que no hay dinero en caja para pagar?

Nuestro diario Catalunya Press ha seguido este asunto con minuciosidad y pragmatismo, para que Vds. puedan comprobar cómo aquí en Catalunya, el empresario más rumboso del Estado y presidente del Real Madrid ha sentado sus reales, y va a realizar una serie de negocios que, al final, le van a suponer a Viladecans y a sus ciudadanos contribuyentes natos de las arcas municipales, un desembolso de no menos de ¡cien millones de euros!, una auténtica barbaridad para una ciudad de sesenta y cinco mil habitantes, pero, tan solo, una gota de agua en el océano de negocios que maneja el jefe de Cristiano Ronaldo.

El Complejo de la llamada Torre Roja comenzó siendo un proyecto que iba a costar 22 millones de euros diseñado por Brullet&Asociados, los mismos que proyectaron el Hospital Moisés Broggi y a los que la Sindicatura de Cuentas sacó los colores ya en el 2010 en un informe oficial en el que se destacaba que este estudio de arquitectos había cobrado dos proyectos por el centro sanitario y que solo había entregado uno, lo cual, a cualquier gestor público debiera haberle llamado ya la atención, menos al alcalde de Viladecans, que no solo no lo ha tenido en cuenta, sino que les ha permitido que de esos 22 millones iniciales la factura por el proyecto Torre Roja pasara a 60 millones, y finalmente se quedara en los 40 millones que, en principio, va a tener que pagar el Ayuntamiento, si los imprevistos de última hora, no incrementan la millonaria factura que habrá que pagarle a URBASER, la empresa con la que Florentino se adjudicó la construcción porque las otras competidoras se retiraron sospechosa y oportunamente.

Pero este detalle con el Presi del Madrid, no es el único que ha tenido Viladecans con el afamado constructor, ¡faltaría más! La nueva sede de la Brigada Municipal, que sin saber por qué ha cambiado de ubicación cuando tenía una, magnifica y suficiente, paso a construirse en terreno municipal financiada ¿por quién?: naturalmente por Urbaser a un precio, según los expertos consultados por nuestro diario, por encima del mercado y a pagar por el erario municipal en los próximos veinticinco años a razón de 300 mil eurazos anuales, sin que a ningún grupo político de la oposición se le haya atragantado el sapo que se han querido tragar para vergüenza de todos.

Pero por si este regalo no fuera suficiente, URBASER ha sustituido a la catalana Ros Roca en la recogida de Basuras de la población durante los próximos ¡12 años!, a razón de 5 millones anuales que tampoco es una cantidad menor, sobre todo, si tenemos en cuenta el matiz de que la empresa de Florentino ha incrementado el precio del servicio que ofrecían los de Ros Roca en nada menos que dos millones anuales. Un detalle sin importancia para quien, es tan generoso pagando y sobre todo, para quien es un saco sin fondo a la hora de cobrar.

Definitivamente Florentino es el Rey de Viladecans, y nosotros nos disponemos a contárselo a nuestro lectores por capítulos, para que, al menos, se sepa y sea público que aquí en Catalunya hay gente que no nos chupamos el dedo y también porque muchos ciudadanos necesitan que los medios de comunicación digamos la verdad nos cueste lo que nos cueste.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil