domingo, 17 de diciembre de 2017 01:38
Opinión

La gripe A y el silencio de Boi Ruiz

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

Hace unos días hablábamos de casos de gripe A que se habían detectado en algunos hospitales de Catalunya y que se ha sufrido una epidemia de gripe A en toda regla. Sin ningún tipo de información por parte del titular de Salud, Boi Ruiz, que ha dado la callada por respuesta porque si habla, reconocería que no se han aplicado las medidas que correspondería en esa situación, es decir, la aplicación de un protocolo ha brillado por su ausencia.

Hace unos días hablábamos de casos de gripe A que se habían detectado en algunos hospitales de Catalunya y que se ha sufrido una epidemia de gripe A en toda regla. Sin ningún tipo de información por parte del titular de Salud, Boi Ruiz, que ha dado la callada por respuesta porque si habla, reconocería que no se han aplicado las medidas que correspondería en esa situación, es decir, la aplicación de un protocolo ha brillado por su ausencia. Esa es la realidad, lo otro, una negligencia más de las muchas que está llevando a cabo la Consellería de Salud.

¿Se puede jugar con la salud de los ciudadanos y que nadie tome medidas? Por desgracia a los hechos me remito, no solo no ha sucedido nada, sino que el gabinete de prensa remite un comunicado a los medios de comunicación diciendo que había "bajado el pico de enfermos en las urgencias". El aparato informativo del govern se pone en marcha, con TV3 y Catalunya Ràdio a la cabeza para repetir la consigna durante días, pero la verdad se termina comiendo a la mentira, por mucho que la disfracen.

La epidemia de gripe A se inició a mitad del mes de febrero y ha durado hasta finales de la primera semana de marzo, es decir, tres semanas, me aseguran fuentes del sector. De la epidemia no se ha librado ningún hospital de Catalunya que durante ese tiempo ha visto como las urgencias han estado totalmente colapsadas, con pacientes con gripe A en los pasillos en contacto con otros enfermos, médicos, enfermeras, señoras de la limpieza y familiares. Es más, como la afluencia de enfermos era tan alta -no eran picos- la limpieza no se realizaba a fondo, por lo cual, las infecciones adquiridas en los hospitales también fueron en aumento. Los profesionales no daban abasto y sorteaban la situación como buenamente podían, aunque se acordaban de Boi Ruiz y todo su equipo.

La consellería de Salud no puede ni debe esconderse detrás de las cortinas, sin explicar a los ciudadanos lo que está ocurriendo y las medidas que se están tomando. Hay que informar a los ciudadanos y ejecutar medidas que los tranquilicen, porque la mentira es la única verdad que hay en la boca del necio.

Decía Enrique Múgica: "La democracia no es el silencio, es la claridad con la que se exponen los problemas y la existencia de medios para resolverlos". Mientras todo esto sucedía, muchos se han preguntado ¿y qué hacen los grandes sindicatos de clase, y los del sector, Metges de Catalunya y los Sindicatos de Enfermería? Buena pregunta, cuya respuesta solo la tienen ellos, aunque sólo es digno de su "poder" el que lo justifica día a día. De momento, no lo han demostrado, los resultados no tardarán en llegar, tiempo al tiempo.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil