viernes, 18 de agosto de 2017 10:58
Opinión

¿Quiénes y cúales son tus símbolos?

Lilia Cisneros Luján
Lilia Cisneros Luján

En los años sesenta la humanidad, inmersa en la llamada guerra fría, estaba dividida en cuanto menos dos bloques. Por un lado el comunismo con Trotsky, Mao, Stalin, Lenin; frente a ellos el capitalismo con los líderes de las naciones que se consideran históricamente los vencedores en la segunda guerra mundial, excluidos por cierto la unión soviética y aquellas que no estaban entonces dispuestas a allanarse al capital.

En los años sesenta la humanidad, inmersa en la llamada guerra fría, estaba dividida en cuanto menos dos bloques. Por un lado el comunismo con Trotsky, Mao, Stalin, Lenin; frente a ellos el capitalismo con los líderes de las naciones que se consideran históricamente los vencedores en la segunda guerra mundial, excluidos por cierto la unión soviética y aquellas que no estaban entonces dispuestas a allanarse al capital.

Hace ya setenta años, se firmó en Reims, el tratado que daba fin a esta conflagración. La paz no fue un hecho inmediato. Previo a tal evento reconocido oficialmente en el mes de mayo; durante abril de 1945, se suscribieron rendiciones y capitulaciones en diversas zonas de Europa y las rencillas entre jefes, naciones y pueblos se prolongaron hasta 1990, con la caída del muro de Berlín.

Veinte años después murió uno de los protagonistas convertido en símbolo de estos hechos. Quien fuera primer ministro inglés fue testigo de la politización extrema de las iglesia -entre ellas la católica-romana- vivió en el marco de la guerra fría como uno de los artífices para vencer al comunismo, elevar casi a dinteles de gloria el capitalismo y callar ante el declive de la espiritualidad que hoy por hoy tiene sumida a la humanidad en una búsqueda de muy diversa intensidad, en donde corrientes ancestrales ?hinduismo, budismo, chamanismo, egiptología etc.- se han constituido en pingües negocios de enseñanza, turismo y comercialización de cualquier cantidad de objetos "simbólicos".

La meta máxima es el éxito, aun cuando este se convierta en una capacidad constante de ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo y así PYMES, ahorradoras populares, "religiones" emergentes van y vienen sin lograr ser nada más que empresas financieras, mejores o peores para unos cuantos enriquecidos y otros muchos explotados, engañados, sometidos a partir de su necesidad poco ilustrada de creer.

Winston Churchill, cuya muerte se recuerda este 2015, habló de ser optimista pues no le parecía útil ser otra cosa, e igual consideró que en la humanidad "Existen tres tipos de personas: aquellas que se preocupan hasta la muerte, las que trabajan hasta morir y las que se aburren hasta la muerte".

Para quienes nacimos con este marco histórico y más aun si nuestros padres fueron protagonistas de alguno de estos hechos, el fanatismo produce personas "que no pueden cambiar de opinión y no quieren cambiar de tema"[1] y hemos visto como "El problema de nuestra época consiste en que los hombres no quieren ser útiles sino importantes". ¿Los líderes reunidos en Davos o cualquiera de las cumbres ?para el desarrollo, el clima, la agricultura etc. en América latina- han sido o son útiles para millones de personas cada vez más miserables y enfermas? ¿Cuánto gastará el Reino Unido este año ?en exposiciones, conferencias, homenajes- para recordad al hombre que "salvó la libertad"?

Mientras eso ocurre en la llamada pérfida Albión, este mismo año el negocio de la democracia realizará 72 elecciones[2] en 64 países[3]. Por lo que de ahí resulte se afectará el destino del 20% de la población mundial, poco más de mil millones y medio de personas. Y es que como dijo el señor inglés muerto hace 50 años "La política es casi tan emocionante como la guerra y no menos peligrosa. En la guerra nos pueden matar una vez; en política, muchas veces". ¿Saben esto los ex alcaldes ?señalados, apresados o prófugos- mexicanos inmersos en la corrupción? o cantan las rancheras de manera lírica.

Así las cosas, ante la falta de símbolos de raigambre, los dirigentes actuales -ya no reyes ni cortesanos "refinados" sino presidentes gobernadores y legisladores- ven en cada calamidad una oportunidad para hacerse de más poder y dinero, ignorando que al final del día todos, aun ellos con sus grandes ambiciones, tendrán igual destino que el de los carentes de todo lo material, a pesar de que en el fondo teman inmensamente a la muerte, ignorándola, minimizándola o ridiculizándola.

Winston Churchill, murió hace 50 años. Mi madre, que saludaba diariamente en Reims a Eisenhower, va a cumplir 3 de haberse ido de este mundo y, mi adorada hija el próximo 5 de febrero, día en que México celebra la promulgación de la constitución de 1917, tendrá un año de haberse reunido ¿con Churchill? ¿con mi madre? ¿Con los múltiples budas a los que se les reza OOOmm? o con Jesucristo, a quien ella recibió como su salvador, pidiéndole en diversas etapas de su vida ?como niña, adolescente y luego moribunda madre de sólo 42 años- "aumenta mi fe". ¿Quién puede saberlo? ¿Quién ha regresado? Las respuestas son variadas, los cristianos aseguran que Cristo sí lo hizo; únicamente la conjunción del saber racional ?humano en diversas ciencias históricas, filosóficas etc.- la fe espiritual ?asumiendo el conocimiento teológico no solo de las propias creencias sino de las otras- el ejercicio físico sano y la conducta emocional sin taras y sí con un sustento ético, nos podrá dar la paz de saber que en algún tiempo habremos de encontrarnos con aquellos que amamos, aun cuando no sean símbolos cívicos, religiosos o políticos. Hoy, sin importar cual sea tu edad y sin saber cuando dejarás este planeta, te enteras que el asteroide BL86 pasará muy cerca de la tierra y "lo volveremos a ver en 200 años". Igual es noticia el rescate de otros más de los muertos en el último accidente de la aviación mundial o que los familiares de unos japoneses claman por la vida de los secuestrados por Jihadistas; y a ti, ¿qué símbolos te mueven? ¿Quién es aquel capaz de guiar de tu vida para que esta trascienda más allá del fin de la misma?

[1] Es una de las 10 famosas frases de Churchill

[2] Este domingo 25 le tocó a Grecia

[3] En Nigeria será la más grande pues tiene una población que de 178 millones, luego Rusia con 141 millones y México con 123 millones.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil