domingo, 17 de diciembre de 2017 18:41
Opinión

¿Sin presupuesto?

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

El president Mas y su equipo de Govern no podían quedarse quietos ante las continuas denuncias de los ciudadanos de que las políticas sociales no solo no se ven por ninguna parte, sino que se están perdiendo muchas de las prestaciones ya existentes.

El president Mas y su equipo de Govern no podían quedarse quietos ante las continuas denuncias de los ciudadanos de que las políticas sociales no solo no se ven por ninguna parte, sino que se están perdiendo muchas de las prestaciones ya existentes. Ante este panorama, se hace necesario un cambio de estrategia y un lavado de imagen. Para ello, nada mejor que ayudar al colectivo más desatendido del mundo de la discapacidad; los enfermos mentales. Los " locos ", como son llamados por muchos. Y por ello han presentado con toda solemnidad un Plan de atención integral a los enfermos mentales. Es evidente que este colectivo necesita de un plan integral , pero también es cierto que la incorporación al mundo laboral debería ser una de las prioridades, sin ella su integración en la sociedad es casi imposible. El trabajo para el discapacitado supone recuperar la autoestima, su dignidad, el ánimo y consecuentemente sopreponerse a la enfermedad. Amén de un derecho que tienen como ciudadanos, es la obligación de cualquier gobernante la protección del mismo .Para un discapacitado encontrar trabajo es difícil, pero para un enfermo mental es casi imposible. Si lo consigue, su permanencia en el mismo suelen ser muy breve. Las empresas que los contratan no cuentan con personal de apoyo que reconduzca una situación de crisis, de miedos o de discusión con algún compañero que puedan tener y con la crisis la situación se agrava. Para ello las administraciones podrían predicar con el ejemplo y dedicar un porcentaje del empleo para discapacitados, a los enfermos mentales. Eso sí con soporte adicional.

El Plan Integral sobre el papel, que todo lo aguanta, puede parecer excelente, la realidad, por desgracia, es otra. Pero nos llama poderosamente la atención que no haya un presupuesto específico para llevarlo a cabo y como es bien conocido, sin partida presupuesta no hay plan por mucha vocación que les pongan los profesionales y menos con los recortes que se siguen produciendo

Las familias conocedoras del tema, porque sufren las consecuencias, del enfermo , nunca pierde la esperanza, pero la realidad la conoce de primera mano y la sufren en la soledad más absoluta. Mientras no se demuestren lo contrario, el Govern debería, de verdad, buscar soluciones reales y no crear expectativas a los enfermos y sus familias. Me gustaría equivocarme. Ojalá me equivoque. Como decía Juan Eusebio Nieremberg "Las grandes promesas son siempre muy sospechosas".

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil