jueves, 19 de octubre de 2017 02:04
Opinión

El divorcio esta más cerca

Manuel Fernando González
Manuel Fernando González

A Coruña, 1952

Me cuenta un colega amigo una confidencia que sitúa al líder Unió Duran i Lleida en la frágil frontera que separa la indignación con la ruptura de sus relaciones con una Convergencia cada vez más beligerante y menos propicia al dialogo y al acuerdo.

Me cuenta un colega amigo una confidencia que sitúa al líder Unió, Duran i Lleida, en la frágil frontera que separa la indignación con la ruptura de sus relaciones con una Convergencia cada vez más beligerante y menos propicia al dialogo y al acuerdo. Por eso, en la última reunión de su Ejecutiva llego a decirles que "a partir de ahora" deberían decidir si deseaban continuar ,cogidos de la mano de sus hermanos convergentes, en la futuras elecciones que se convoquen ,o por lo contrario, andar el camino solos sin ataduras que les mengüen su capacidad de actuación política.

Yo, por mi parte, no iré en compañía de aquellos que defienden la ruptura independentista, llegó a decir ,según me cuenta mi informante, palabra arriba o palabra abajo. Lo cual, quiere decir que Duran ha abierto oficialmente el melón de la ruptura sin cortarse un pelo.

El que ayer se le dejara con el trasero al sol en el diario de cabecera del Régimen, contando al detalle la estrategia del dirigente democristiano en las últimas semanas, ha acentuado el enfado de Duran, porque para él resulta desconcertante, que de una parte intente recomponer la situación informando detalladamente a su socio de coalición, y por otra, éste ,¿desde Presidencia? largue a un periodista de confianza los detalles de una gestión difícil y por supuesto "secreta".

Y aunque a Vds. les parezca un plasta, insisto en "la teoría" que la salida más honorable que espera el empresariado, sometido a toda clase de presiones indecentes, como por ejemplo el que sus sedes se vean rodeadas de "iracundos" manifestantes como ya le paso a La Caixa, con el único animo de atemorizarles, debo insistir que, como pasó con la sentencia de Estrasburgo, o con las fallidas olimpiadas de Barcelona-Pirineos, muchos esperan que la solución factible la traiga Bruselas diciendo alto y claro que Europa no está por aventuras independentistas y que, por lo tanto, hay que escoger un marco de convivencia aceptable para ambas partes en el que ha incluirse el aspecto económico para que Catalunya vuelva a ser el motor de la economía española y una de las regiones más dinámicas y más ricas de la Unión y el Estado pueda seguir caminando por la historia sin que se le caiga del mapa una parte de su territorio.

Noticia como la de un Duran Lleida rompiendo la baraja, no invitan a que esa idea "pactista" fructifique, y que como consecuencia de ello, que la tan pregonada reforma constitucional llegue a buen puerto, aunque el PSOE esté por la labor y el partido popular sea pragmático sobre tan delicado tema como ya ha sabido hacer con la sentencia de Estrasburgo, tan difícil de digerir para muchos de sus dirigentes y que sin embargo han acatado, se diga lo que se diga.


Manuel Fernando González

Editor y Director

www.catalunyapress.cat

www.pressdigital.es

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil