lunes, 21 de agosto de 2017 21:24
Opinión

La Esperanza del PP

Manuel Fernando González
Manuel Fernando González

A Coruña, 1952

Como Julio Cesar, "Vino, vio y venció". A decir de los entendidos en la materia, llenó el Equestre hasta la bandera y la expectación que había despertado hizo que empresarios que "no van nunca a estas cosas" se sentaran a la mesa para escuchar a esta mujer que nunca pasa desapercibida.

Como Julio Cesar, "Vino, vio y venció". A decir de los entendidos en la materia, llenó el Equestre hasta la bandera y la expectación que había despertado hizo que empresarios que "no van nunca a estas cosas" se sentaran a la mesa para escuchar a esta mujer que nunca pasa desapercibida.

Lo que dijo de "catalanizar España" tiene su gracia, sobre todo, si viene de quien ha sido la Presidenta de la Comunidad de Madrid que se ha llevado a su territorio decenas de empresas con sede en Catalunya y que además ha dejado sin Eurovegas a Artur Mas y a todos aquellos "tontos de la ruleta" que en casa nostra sucumbieron a los cantos de sirena de ese "mentiroso" llamado Adelson, que, ahora no tiene dinero para construir su "ciudad del juego" en Alcorcon y está a punto de dar la "espantá".

No obstante, a Doña Esperanza no se le escapa, astuta como es, que decir eso en Barcelona y ante un poder económico que poco hace por salvar a sus conciudadanos de la crisis, suena bien y hasta parece que es la panacea para aliviar de forma original el atasco identitario en el que estamos metidos y que impide a estos señores a acceder al BOE, su verdadera fuente de ingresos.

Mas genial resulta escucharle sus reflexiones sobre socialistas y ecosocialistas antes "internacionalistas" y ahora no se sabe bien qué. No está mal el comentario, porque es divertido y los interesados se lo han ganado a pulso por la torpeza y zigzagueo con el que han vendido públicamente sus posiciones políticas en los últimos años.

Los periodistas catalanes también nos hemos llevado lo nuestro por "no ser independientes". Un mensaje del que nuestro colega de La Vanguardia Jordi Barbeta, sentado en la sala VIP del comedor, habrá tomado debida nota para hacerle llegar el mensaje a su amo el "insaciable" Conde de Godo y a su jefe Antic el Director del mejor Boletin de la Generalitat que se haya podido editar desde 1714.

A nosotros, que somos los desgraciados de la profesión, perseguidos y maltratados por el poder, sus palabras nos ha dejado tan fríos como ausentes, sobre todo, cuando "algunos" todavía recordamos los millones de euros que se ha gastado Doña Esperanza en los digitales ,las radios y las televisiones madrileñas, a las que ha dejado "huérfanos de parné" y de licencias a la carta, con su inesperada marcha. Nadie como ella, para dar una clase magistral sobre cómo han de ser las subvenciones a los medios de comunicación en una comunidad autónoma .¡Que gran trabajo como Secretario de presidencia hubiera realizado a su lado el ya retirado Lluis Prenafeta !.

¿Y Mariano Rajoy?. Pues muy bien, "hace lo que puede" dijo. O sea, que no quiso descubrir su estrategia, porque ella sabe mejor que nadie, que si el Presidente no soluciona el problema que se le viene encima con Catalunya, o Aznar o ella misma, encabezaran el desfile que la Legión o la Guardia Civil tienen previsto llevar a cabo por los carriles centrales de la Diagonal, arengados por toda esa pléyade de españoles "agraviados" que cada día que pasa se muestran cada vez mas audaces y cabreados.

Me quedo pues, para concluir ,con la letra de la canción que inmortalizó Antonio Machin y que de alguna manera refleja un poco lo que pienso yo y nadie mas, fue la "celebrada" conferencia de Doña Esperanza Aguirre en Barcelona:

Ay qué pena me das /Esperanza por Díos/ tan graciosa/ pero no eres buena??.. (cha,ca,cha?..)

Manuel Fernando González

Editor y Director

www.catalunyapress.cat

www.pressdigital.es

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil