lunes, 23 de octubre de 2017 00:48
Opinión

EL BAILE DE LOS DISFRACES

Manuel Fernando González
Manuel Fernando González

A Coruña, 1952

Comenzó el baile electoral aunque la campaña oficial aún no haya llegado. Cada una de las candidaturas se disfraza de lo que no es, o de lo que no puede ser, para confundir al votante.Y en esas estamos. Este miércoles amaneció Madrid con casi treinta grados, se lo puedo asegurar. Como no hay humedad, apenas se nota el calor. Parece un día de primavera. La ciudad, como siempre, a lo suyo. Los coches se atascan en largas colas en la M30 y el taxista que me lleva a ver a un buen amigo y gran colega de la profesión escucha en la radio los comentarios de los tertulianos de una cadena, no diré cual para no harle publicidad, como dicen las presentadoras de televisión más señaladas, sobre las declaraciones del Ministro Morenés hablando del Ejército. Parece interesarle el tema, aunque lo que verderamente despierta su sonrisa y el comentario jocoso es lo de la réplica de Junqueras, que ha salido rápidamente al quite. "¡Cómo se nota que los políticos no saben qué decirnos!", me dice, sonriente, mientras me comenta que sale del atasco para que pueda llegar a la dirección que le he indicado.


Y es que a los que tienen trabajo, lo que pasa en Catalunya lo llevan mejor que los propios protagonistas de las llamadas “plebiscitarias” y ya nadie se asusta porque un Ministro saque al ejército en su imaginación, y un independista se indigne con él. Hemos llegado hasta un punto en el que se han dicho y escrito tantas cosas que la expectación solo se centra en el instante en el que se conozcan los resultados y en saber si al día siguiente se va a liar parda o no. Por lo que me comentaba mi colega, después en charla distendida, el Partido Popular espera recoger miles de votos en la generales si gana al SÍ a la independencia en Catalunya. Por eso lleva ese disfraz de firmeza sin llegar a la amenaza clara, que viene a ser como aquello que le dijo el pobre Ruiz Mateos a Miguel Boyer, ambos ya no estan, en medio de una multitud de fotógrafos: ¡A que te pego, leche!


A mí personalmente, en esta danza, me llama la atención el candidato Iceta, que se ha vestido de Capitán Trueno, sin Cripin y Goiliat que le ayuden. Luce su inteligencia política en mítines, que antes fueron multitudinarios con Felipe y Raventós como cabezas de cartel y que ahora solo son una sombra del pasado reciente. Le está echando valor a la campaña Don Miquel y suya ha sido la mejor interpelación a Mas por el asunto del 3% y el presunto trinque de los Sumarroca. ¡Y sus compañeros lo querian mandar a Bruselas!


Y así todos, si ustedes se fijan en cada candidato que se les antoje, podrán comprobar que nadie aparece como era antes, ni tampoco como va a ser a partir del 28 de septiembre. Es un baile de disfraces absurdo que nadie ya entiende y que nos augura una Diada diferente, preludio de una noche electoral muy triste, en la que unos dirán que han ganado y otros nos asegurarán que no han perdido,cuando, lo cierto, lo verdaderamente angustioso, es que los catalanes comenzaremos a perder todos por no haber evitado este enfrentamiento atroz que amenaza con romper nuestra convivencia.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil