domingo, 22 de octubre de 2017 13:58
Opinión

PSOE, PSC Y LAS VIRTUDES CARDINALES

Joan Ferran
Joan Ferran

Psoe3

Reunión del Comité Federal del PSOE el pasado sábado en uno de sus momentos más tensos


De acuerdo. Tienen ustedes razón. Lo acontecido en la calle Ferraz de Madrid este fin de semana es tan esperpéntico como lamentable. Reconozcámoslo, nadie estuvo a la altura del guión y del papel que se le supone -por historia y responsabilidad política- a un partido de izquierdas centenario. Las cosas, más allá de las legítimas discrepancias, se podían haber hecho mejor. Pero ya está, eso es agua tan pasada como maloliente. No hablemos más de lo que pudo ser y no fue. Centrémonos en el futuro, en lo que está por venir, en el rol que ha de jugar la socialdemocracia en un país como España, una sociedad que lleva en compás de espera casi un año.


El PSOE ha designado una comisión gestora para intentar reconducir la situación creada y restañar heridas. Si lo que se desea, en verdad, es salir del atolladero y salvar los muebles procede respetarla y conferirle un mínimo de autoridad arbitral. No sería conveniente para la estabilidad política del PSOE, y del país, torpedear sus propuestas a priori. Tampoco es procedente sacar del armario del PSC la carta a los Reyes Magos que nunca fue satisfecha. Eso sería oportunismo interesado con un toque de mala fe añadido. Tiempo habrá para adecentar el patio interior.


Lo sucedido en la calle Ferraz, su espectáculo mediático, ha generado altas dosis de ira e indignación entre la ciudadanía. Cierto, pero esa ira no puede ni debe convertirse, jamás, en un sentimiento desordenado e incontrolado de odio con deseos de venganza y maniqueísmo barato. La ira alimentada con fines aviesos puede mudar legítimos deseos de justicia en resentimiento y venganza. Mal asunto si lo que se desea es reconstruir puentes, recuperar proyectos colectivos e influir positivamente en la política española. Y, ya que estamos hablando de pecados capitales y virtudes cardinales, sería útil recetar un poco de templanza; esa virtud que asegura el domino de la voluntad sobre los instintos.


Es momento de apelar a la razón y apartar del camino el Caín que todos llevamos dentro. La sabiduría popular nos dice que es más eficaz la miel que la hiel. 

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil