jueves, 25 de mayo de 2017 20:19
Economía

Volkswagen intenta cerrar el ‘Diéselgate’ en EEUU pagando 4.300 millones de dólares más de multa

|

Volkswagen1


Volkswagen quiere cerrar ya el ‘Diéselgate’ en EEUU, país donde estalló el escándalo del software que alteraba las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) de algunos modelos diésel.


La compañía afirma que ha alcanzado un principio de acuerdo con el Departamento de Justicia estadounidensey la Aduana de Estados Unidos y Protección Fronteriza,que contempla el pago de una multa de 4.300 millones de dólares (4.079 millones de euros) para liquidar algunas investigaciones criminales abiertas, así como varias multas civiles.


Además del pago de dicha multa, el acuerdo contempla medidas para reforzar los sistemas de control de la compañía al incluir “un supervisor independiente para los próximos tres años” en el país.


Es importante destacar que esta cantidad de dinero se sumaría a las ya pagadas por el consorcio alemán en EEUU. Volkswagen ha señalado que todavía no puede definir el impacto que tendrá este acuerdo sobre sus cuentas financieras correspondientes al ejercicio 2016.


De acuerdo con el fabricante alemán, el acuerdo final está sujeto a la aprobación de los consejos de gestión y supervisión del grupo, que abordarán este tema o bien este mismo martes o bien el miércoles.


VW RECONOCE LA CULPA


El acuerdo incluye una declaración de culpabilidad por parte del grupo en relación con ciertas disposiciones del Derecho penal de Estados Unidos, de acuerdo con Volkswagen.


Precisamente, este lunes el FBI estadounidense detuvo al responsable de Compliance del consorcio automovilístico en Alemania entre 2014 y marzo de 2015, Oliver Schmidt, por una posible conspiración para defraudar en relación con el caso del software trucado, según indicaron dos fuentes cercanas a la operación al diario 'The New York Times'.


En Estados Unidos hay alrededor de 475.000 vehículos con el motor diésel TDI 2.0 afectados por el caso del software que alteraba las emisiones de los modelos al detectar que estaban siendo objeto de pruebas de laboratorio.


Los fiscales generales de los Estados de Nueva York y Massachusetts presentaron demandas contra Volkswagen y acusaron a Schmidt de jugar un papel importante en los esfuerzos de la empresa automovilística de encubrir el caso del software ante las autoridades estadounidenses.


Además, el grupo automovilístico alcanzó el mes pasado un acuerdo con las autoridades estadounidenses para la recompra o reparación de 83.000 vehículos de las marcas Audi, Volkswagen y Porsche con el motor diésel de 3.0 litros que incorporaba el software.



Volkswagen sentencia


YA HA DESEMBOLSADO 19.000 MILLONES


Volkswagen ha llegado hasta ahora a varios acuerdos en EEUU –y Canadá-- por el que ha tenido que desembolsar mucho dinero: 12.500 millones de dólares destinados a compensaciones a los clientes afectados, más 4.700 millones para compensar las emisiones. Además, otros 1.200 millones para los concesionarios y 600 millones gastados en tribunales.


Así, hasta ahora, el consorcio alemán se ha dejado 19.000 millones de dólares entre multas, compensaciones y pleitos. Una cifra que se situaría en los 23.000 millones si se acaba aceptado el acuerdo.


Una cantidad de dinero que forzará a la compañía a hacer nuevas provisiones en las cuentas del Grupo Volkswagen. En 2016, VW provisionó 2.6000 millones, más 752 por parte de Audi.


Algo que se ha dejado notar, y mucho, en las previsiones de contratación de la compañía: La firma automovilística alemana reducirá su plantilla mundial en 30.000 puestos de trabajo hasta 2020.


EUROPA, OTRO MUNDO


La suerte de Volkswagen en Europa por el ‘Diéselgate’ es bien distinta. No solo no se enfrenta a sanciones multimillonarias, sino que la Unión Europea ha abierto un procedimiento sancionador contra países como España, Alemania, Lituania, Luxemburgo, República Checa, Reino Unido y Grecia, por el que serán estos y no la empresa los que pagarán sanción.


Dicho procedimiento se impone por "no poner en marcha un sistema de sanciones para evitar que los fabricantes de automóviles violen la legislación de emisiones o por no aplicarlas cuando se ha producido un quebrantamiento de la ley".


Esto es, que ha sido responsabilidad de los diferentes países europeos no haber evitado el trucaje masivo de motores diésel por parte del consorcio alemán y haber homologado los vehículos que montaban estos motores, que en el caso de España son todos los de Seat fabricados en la planta de Martorell (Barcelona).

relacionada El FBI detiene a un ejecutivo de Volkswagen en Estados Unidos por el 'Diéselgate'
relacionada El expresidente de Volkswagen, que dimitió por el ‘Diéselgate’, tendrá una pensión millonaria
relacionada ​Bruselas expedienta a España por no haber sancionado a Volkswagen
relacionada ​Volkswagen prescindirá de 30.000 puestos de trabajo hasta 2020 tras el 'Diéselgate'

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil