viernes, 17 de agosto de 2018 10:55
Editorial

​LA CACICADA DE PEDRO SÁNCHEZ

Manuel Fernando González Iglesias
Manuel Fernando González Iglesias

A Coruña, 1952

Pedro sanchez caida 1


El no a la candidatura de la diputada socialista Elena Valenciano a presidir el eurogrupo socialdemócrata en Europa ha sonado a cuerno quemado dentro del PSOE, ya que no hay ninguna razón ética que impida a la eurodiputada española hacerse con una asiento de prestigio entre el socialismo continental cuando la proponen la mayoria de sus compañeros en el Parlamento europeo.


Solo su proximidad al ex secretario general Pérez Rubalcaba parece un impedimento "insalvable" para sus compañeros de la Ejecutiva de Ferraz para que presente su candidatura ganadora.


Curiosamente, hace tan solo un par de días hemos escuchado a varios dirigentes del PSOE oponerse a que Luis de Guindos ocupase un puesto de prestigio en el Banco Central Europeo porque no era una mujer. Ahora ese argumento no le sirve a los socialistas españoles para apoyar a Elena Valenciano.


Uno, ante semejante barbaridad, aprovecha sus genes gallegos, tan acostumbrados ellos a detectar cualquier vestigio de caciquismo, para afirmar con rotundidad que la postura de Pedro Sánchez, en este tema en concreto, es infumable y sobre todo la que cualquier viejo cacique de la España eterna, hubiera adoptado en su actual posición política.


Este señor Sánchez lleva a su partido del declive en el que se encuentra hacia el ocaso final. La izquierda española está donde está porque la dirigen gentes con tan mala baba y escaso sentido común como Pedro Sánchez y uno no acaba de entender cómo las mujeres socialistas, incluidas las del PSC, que se deben haber perdido en alguna Convención sobre el Procés, no han vapuleado publicamente a este secretario general y a todos sus compañeros varones.


Sé que ya ha habido voces de compañeras socialistas que han protestado contra la cacicada a la que se somete a la señora Valenciano, a la que por cierto, no tengo el gusto de conocer, aunque me he leído, como es mi obligación de editor, todos los artículos que ha publicado en uno de los diarios del Grupo que presido, pocos, pero de una altura política innegable.


No obstante, me parece escasa la muestra pública de indignación contra una decisión que suena a anti-democrática y sobre todo, muy alejada de las viejas ideas socialistas que predicara un viejo socialista gallego que fundó el PSOE.


Muy mal, señoras dirigentes socialistas. No es respetable,esto que permiten que le hagan a su compañera Elena Valenciano, quien por mucho que acate y se someta a la decisión de la ejecutiva de su partido, ha quedado "señalada" por su jefe político Pedro Sánchez y ante todo el socialismo continental, como candidato "non grata" para presidir a sus compañeros y compañeras socialdemócratas de toda Europa que la quieren mayoritariamente elegir.


Y eso, repito, en opinión de este periodista senior, es una cacicada impresentable y una falta de respeto a todas las mujeres socialistas. 



Artículo original publicado en catalunyapress.es 

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil