viernes, 21 de septiembre de 2018 00:21
Deportes

La conexión Causeur-Tavares del Real Madrid destroza la defensa griega del Panathinaikos

|

Real Madrid basket Panathinaikos

El Real Madrid de basket se impone 92-75 ante el Panathinaikos en la Euroliga. FOTO: @RMBaloncesto


El Real Madrid superó (92-75) al Panathinaikos en la jornada 25 de la Euroliga, una sólida actuación que tomó forma de victoria ya en la reanudación tras el descanso, y que permite a los blancos reforzar sus opciones de entrar con el factor cancha a los 'playoffs'.


Sin tregua, ahora con cinco partidos por delante, los de Pablo Laso hicieron fortín del WiZink Center tras dos derrotas, en otro duelo directo por estar entre los cuatro primeros en una clasificación que no corre peligro. El Madrid (15-10) deshace así el empate con los griegos y deja también atrás a un Khimki que cayó ante Milán.


Con ese camino de los favoritos a la 'Final Four' en juego, se puso serio el Madrid para ser cuarto provisional, con especial mención para Causeur (26 puntos) y Campazzo, directores en ausencia del lesionado Luka Doncic. El dominio fue por barrios hasta el descanso, pero siempre con la sensación de que el Madrid ponía en juego más recursos.


Pese a un inicio pobre, el Panathinaikos despertó con cuatro triples seguidos (10-16). Ese acierto y el rebote fueron los pilares griegos, mientras que el Madrid buscó su sitio en las rotaciones. Tavares intimidó de lo lindo, Rudy y Causeur marcaron la diferencia desde el banquillo. En el otro bando, James hizo la guerra en solitario por un accidente de Calathes.


El base visitante salió mal parado de una lucha por el balón, pero los de Pascual sobrevivieron con la segunda oportunidad del rebote verde en el Palacio (38-37). Con el referente griego de vuelta pero frío, el Madrid volvió a castigar de inicio tras el descanso hasta romper el partido (55-42).


La conexión Causeur-Tavares destrozó la defensa griega, inoperante al igual que un ataque sin acierto más allá de la solución Rivers. También arregló el rebote el Madrid para mantener esa renta de cara al desenlace (64-55), pese a los intentos de James y Calathes por dar guerra.


Curtido está Felipe Reyes, quien se encargó de abrochar el triunfo y aniquilar la resistencia rival a base de rebotes y canastas debajo del aro. Los de Laso enderezan así el paso irregular de la últimas jornadas y pasan la presión a Zalgiris, obligado a ganar el viernes al Fenerbahce para retener la cuarta plaza.


COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil