domingo, 17 de noviembre de 2019 01:45
Economía

Draghi mantiene los estímulos porque la economía de la eurozona da síntomas de enfriamiento

|

Draghieuro 1


La moderación generalizada de las economías de la zona euro observada recientemente ha acaparado la atención del presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, quien ha asegurado que aún hace falta un amplio grado de relajación monetaria en apoyo de la inflación, señalando que los miembros del Consejo de Gobierno de la institución no han discutido acerca del futuro de la política monetaria ni sobre la evolución de los tipos de cambio ante la menor volatilidad del mercado de divisas.


"Tras varios trimestres de crecimiento mayor de lo esperado, la información recibida desde la reunión del pasado mes de marzo apunta a una cierta moderación", ha señalado Draghi en su comparecencia ante los medios tras la reunión del Consejo de Gobierno del BCE, que mantuvo sin cambios su política monetaria y el alcance de su programa de estímulos.


En este sentido, el banquero italiano ha explicado que los consejeros del BCE informaron sobre la situación en sus respectivos países, señalando que "todos experimentaron alguna moderación del crecimiento", añadiendo que, si bien esta moderación puede reflejar un paso atrás desde los elevados niveles anteriores, se prevé que el crecimiento siga siendo sólido y con una amplia base.


"Cierta normalización era esperable, en su mayor parte como consecuencia de factores temporales, como el frío, huelgas o la Semana Santa", ha apuntado.


AMENAZA DEL PROTECCIONISMO


De hecho, el presidente del BCE ha opinado que los riesgos que rodean las expectativas de crecimiento para la zona euro siguen estando en equilibrio y las principales amenazas a la baja se corresponden con factores externos de carácter global, "incluyendo la amenaza de un mayor proteccionismo".


De este modo, el máximo responsable de la política monetaria de la eurozona ha reiterado la necesidad de "intensificar sustancialmente" las reformas estructurales, con especial atención en los países donde la ratio de deuda es particularmente alta.


En cuanto a la evolución de la inflación, Draghi ha vuelto a recurrir a la fórmula de "prudencia, paciencia y persistencia" al referirse a la postura del BCE, subrayando que "un amplio grado de estímulo monetario sigue siendo necesario".


"La conclusión es de precaución atenuada por la misma confianza en que la convergencia de la inflación con nuestro objetivo sigue dependiendo de un amplio grado de acomodación monetaria", ha advertido.


COMENTAR



Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil