miércoles, 15 de agosto de 2018 22:36
Comunicación

La 'marea negra' insiste en denunciar la manipulación en los informativos de TVE

|


Profesionales tve negro
Trabajadores de TVE vestidos de negro contra el bloqueo de la renovación (Twitter)


El tratamiento de la información relativa a los comentarios de la Secretaria de Estado de Comunicación, Carmen Martínez Castro, ha disparado en los últimos días el hartazgo y las denuncias de manipulación en TVE por parte de sus redactores y del conjunto de trabajadores.


Durante su visita a Alicante, Mariano Rajoy se encuentra con la protesta del colectivo de jubilados. Carmen Martínez Castro, se acerca a alguien próximo y le confiesa entre sonrisas: "Dan ganas de hacerles un corte de mangas y gritarles: 'Os jodéis'. Una cámara ha captado el sonido y todos los medios se hacen eco de ello. Pero no en TVE. Solo después de que Martínez Castro pida disculpas y sin emitir el audio del comentario.


Un reportaje publicado este sábado por ‘El Confidencial’ señala que Alejandro Caballero, presidente del consejo de informativos de TVE, el órgano elegido por los profesionales para velar por la independencia y que lleva años denunciando la manipulación de la información, sostiene que el caso resume en lo que se ha convertido TVE. "Informamos de que pedía perdón Martínez Castro por algo que no habíamos contado y sin que se escuchasen nunca sus palabras. Es una cosa que se repite: la información sensible va en colas o en breves. No la firma nadie y así en edición pueden tocar lo que quieran y no tienen problemas. ¿Otro ejemplo? El otro día fue la primera sentencia firme de la Gürtel y no fue en titulares. Salió en el minuto 25 o así y en colas".


LA MAREA NEGRA DENUNCIA


La redacción ha empezado a expresar abiertamente sus quejas en redes sociales. Día tras día. Con la etiqueta #asísemanipula, impulsada por un grupo de mujeres de RTVE, ilustra las quejas con casos concretos de redactores de base. "Nos censuran el vídeo en el que la secretaria de Estado de Comunicación, Carmen Martínez De Castro, descalifica los pitos y abucheos a Rajoy en Alicante...", afirmaba un redactor de Valencia, Ricardo Pomares. Después dimitía la editora del informativo de RTVE en Valencia, Arantxa Torres. Varios de los presentadores y corresponsales vestidos de negro en señal de protesta han acabado saliendo en medios internacionales.


Así, según ‘El Confidencial’, una de las impulsoras es Almudena Ariza, corresponsal en Nueva York y uno de los rostros más visibles de la protesta explica que la idea de hacer una campaña en redes sociales y visibilizar la reivindicación empezó en un canal de WhatsApp desde el que decenas de trabajadoras de RTVE coordinaron los parones feministas del 8-M. "Cuando nos enteramos de que el PP volvía a bloquear esto en el Congreso, decidimos que estábamos hartas de permanecer al servicio de políticos y de partidos en lugar de en manos de profesionales".


Las presiones de la dirección no frenaron la 'marea negra', a la que se han unido estrellas emergentes como Mara Torres e históricos como Lorenzo Milá, hoy corresponsal en Roma. "Es que hay un cansancio general", dice Milá. "Tuvimos años de consenso y cuando se volvió al control político se generó una enorme decepción. Yo mismo no esperaba que el Gobierno hiciese una cosa así. Reconozco que, en mi ingenuidad, no lo esperaba. Desde aquello ya ha pasado mucho tiempo y la gente ahora está muy cansada porque se van produciendo pequeños, y no tan pequeños, momentos de descrédito, de pérdida de credibilidad y de control de la información. Los empleados reaccionan como pueden y hacerlo público es la última opción", dice.


MANIPULACIÓN HISTÓRICA


El reportaje señala que Milá es crítico, por ejemplo, con la cobertura de la crisis de Cataluña, que considera "distorsionada en muchos casos" y que ha ofrecido "una perspectiva que no refleja la realidad de lo que ocurre allí, al menos no toda, como debería ser obligatoria en un medio público". Esto, añade, "no hace otra cosa que perjudicar a todos porque genera un descrédito a la empresa y, por reacción, genera más personas que se van al otro lado si no reciben información veraz". Así, el hartazgo ha alcanzado a muchos periodistas sin ideología definida, a profesionales (algunos muy veteranos) que nunca habían participado en protestas de este tipo antes y que incluso ocuparon cargos de confianza en la primera etapa de gobierno de Mariano Rajoy.


Según indica ‘El Confidencial’, existe consenso en que TVE siempre fue objeto de manipulación. María Antonia Iglesias, directora de informativos entre 1990 y 1996, presumía de ser más felipista que Felipe González. Luego con el PP, con Ernesto Sáenz de Buruaga y, sobre todo, Alfredo Urdaci, como cabezas visibles. Pero en 2004 el PSOE designa a Fran Llorente como director de informativos y en TVE lo perciben como aire fresco, algo distinto, como que por primera vez se hace periodismo de forma independiente. En 2012, cuando Rajoy llega al poder, la idea inicial del Ejecutivo era demostrar que podía hacer una televisión independiente, que eso no era patrimonio de los socialistas. "Entre 2012 y 2014, cuando llegó el PP y trajeron a Leopoldo González-Echenique como presidente y Julio Somoano como director de informativos, al menos no se iba contra la centralidad de la redacción. Había un sesgo, como siempre hay. Y había protestas del sector bolchevique. Pero lo que vino después fueron dos vueltas de tuerca. Se vaciaron los puestos clave de la gente más profesional y se radicalizó el control. Y, por reacción, se radicalizó la protesta. Ahora mismo hay un abismo y la redacción está como está", asegura uno de los redactores.


Fuentes de la dirección de Informativos consideran que sufren ataques sesgados desde la izquierda. "En TVE no emitimos ninguna información sobre los mensajes de Telegram de Pablo Iglesias en los que hablaba de azotar a Mariló Montero hasta que sangrase, y eso que ella era de la casa. Decidimos que era una conversación privada sin interés informativo. Pues te aseguro que no se quejó ningún sindicato ni nadie habló de censura. Tampoco protestan ahora que apenas tratamos la llamada Gürtel del PSPV. Si fuera al revés...". Estas fuentes señalan la extensa fiscalización a la que está sometida TVE, desde el Congreso, hasta la CNMC o la Junta Electoral sin que haya recibido reproche.


POLÍTICA PARTIDISTA DE CONTRATACIÓN


Para Miguel Charte, delegado de personal del sindicato CGT, “en esta etapa la contratación y designación de cargos periodísticos está siendo escandaloso. Trajeron gente de Telemadrid, de 'La Razón' y de medios muy afines al PP para los puestos clave. Se ha ido creando una redacción paralela, que es la que toma las decisiones y manipulan peor que si fueran estudiantes de primero de periodismo".


Según desvela ‘El Confidencial’, la redacción acusa a José Antonio Álvarez Gundín, director de Informativos, de imponer a personas muy cercanas en puestos clave para controlar la información. La editora del TD1, uno de los cargos más sensibles, lo ocupa ahora Pepa Sastre, hermana de la número dos de Gundín. También lo es José Gilgado, director de informativos diarios. Tradicionalmente, estos puestos estaban reservados a gente de la casa y no para lo que se conoce como un contratado, aquellos que no han conseguido su plaza por oposición. Esa tradición se rompió al llegar al PP, que puso a Álvaro Fernández (que dejó el puesto para irse al Santander) a editar el telediario. En 2014, Gundín recuperó para la jefatura de Economía a Cecilia Gómez, defenestrada en 2011 cuando por error envió un correo al consejo de informativos con una lista negra con la ideología de sus miembros. En la redacción lo llaman el 'ceciliazo'.


También hay críticas a la cúpula por cierta dejación. Señalan que mientras Urdaci y Buruaga podían echar las horas que hiciera falta o entrar al control, ahora no es así. Que si antes los directivos iban al comedor casi a las cuatro, cuando había terminado el telediario, ahora muchos dejan Torrespaña incluso antes de que empiece, como si no necesitaran verlo. La tensión ha crecido estos días. "Estamos todos de negro y los jefes vestidos normal sentados en la silla, como si estuvieran pegados con pegamento y deseando quedarse como están", cuenta un periodista.


EL FIN DE CICLO TENSA LA SITUACIÓN


‘El Confidencia’ asegura que el fin de ciclo se huele en todas las esferas y que eso ha llevado a la dirección de TVE a marcar más su postura a favor del Gobierno para que queden claras las lealtades. Al mismo tiempo, el nerviosismo del Gobierno con las encuestas se estaría filtrando hasta afectar a los informativos de la cadena pública. De ahí las denuncias recientes de purga de tertulianos incluso en el 24Horas, un canal con una audiencia menor. Aunque oficialmente la cadena esgrimió incompatibilidad de horarios, a los periodistas los directores de los programas les trasladaron que algunas de sus intervenciones no habían gustado arriba.


Así, según comenta un ex directivo, "las empresas públicas tienen sindicatos muy fuertes que son de izquierdas y que, en su mayoría, actúan como correas de transmisión de los partidos de izquierdas. Yo me encontré una redacción muy escorada que consideraba que la televisión es suya y si no seguías la agenda de la Cadena SER te acusaban de manipulación. Creo que lo de Carmen Martínez Castro habría que haberlo dado, que es un error no emitirlo, pero estas cosas siempre van a pasar. TVE no es el paraíso, pero ojo porque tampoco lo es La Sexta. Y ya ni hablemos de TV3, por ejemplo", dice. "Me parece vergonzoso intentar hacer cree que hay objetividad cuando gobierna el PSOE y censura cuando gobierna el PP", concluye.


La protesta de momento no para de crecer. Todos los grupos de la oposición, de Bildu a UPN, han apoyado a los trabajadores de TVE, la prensa internacional cuenta su vistosa protesta y ahora el Parlamento Europeo tratará la gestión de TVE. 

relacionada Dimite la directora de TVE en la Comunitat Valenciana por la censura al vídeo de "os jodéis" de Martínez Castro
relacionada No hay acuerdo para renovar el Consejo de Administración de RTVE

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil