domingo, 9 de diciembre de 2018 22:11
Internacional

Los productos lácteos en el Reino Unido podrían convertirse en un lujo tras el Brexit

|

Varios quesos


Los productos lácteos cotidianos como la mantequilla, el yogur y el queso podrían convertirse en artículos de lujo en Gran Bretaña después del Brexit, con subidas de precios causadas por el más mínimo retraso en el viaje de la granja a la mesa, según un informe de la London School of Economics (LSE).


La investigación de la LSE, encargada por la empresa detrás de las marcas Lurpak, Anchor y Arla, también descubrió que los quesos especiales podrían escasear después del Brexit, con costes crecientes independientemente del resultado de las negociaciones de salida.


Ash Amirahmadi, director gerente de Arla Foods en el Reino Unido, señala: "Nuestra dependencia de los productos lácteos importados significa que la interrupción de la cadena de suministro tendrá un gran impacto. Lo más probable es que veamos escasez de productos y un fuerte aumento de los precios, convirtiendo los alimentos básicos cotidianos como la mantequilla, los yogures, el queso y las fórmulas infantiles, en lujos ocasionales. Los quesos especiales, en los que actualmente hay pocas opciones de producción, pueden volverse muy escasos".


El informe de la LSE llega un año después de que se advirtiera al gobierno que estaba "sonámbulo" hacia un futuro post-Brexit de alimentos inseguros, insanos y cada vez más caros.


El déficit de producción de alimentos de Gran Bretaña ha sido puesto en el centro de atención después de las repetidas advertencias de que el país necesita depender menos de las importaciones para alimentar a la población.


El Reino Unido no produce suficiente leche para satisfacer la demanda, lo que crea dependencia de la UE, incluidos países con excedentes lácteos como Irlanda, Alemania, Francia, Bélgica y Dinamarca para productos cotidianos como el queso cheddar y la mantequilla.


Si el Reino Unido rompe con la UE sin ningún acuerdo y no cumple las normas de la Organización Mundial del Comercio, es casi seguro que los precios subirán a medida que los productos lácteos, junto con la carne, se graven con aranceles elevados.


Un producto lácteo con un contenido de grasa del 3% al 6% tiene un arancel del 74%, mientras que la mozzarella fresca se clasifica en el 41% y el queso no madurado en el 68%.


Incluso si se llegara a un acuerdo y no hubiera aranceles, las importaciones se enfrentarían a costosas demoras en Dover (el mayor puerto del canal de la Mancha en Inglaterra) , dice el informe.


La LSE estima que cada retraso de siete minutos en un puerto como Dover añadirá un mínimo de 11 libras esterlinas (12,3 euros) adicionales por contenedor debido a los costes adicionales de mano de obra.


Además, las normas de los certificados de origen podrían añadir 48 euros (45 libras esterlinas), y los controles veterinarios costarían 56,7 euros (50,6 libras esterlinas) por envío, según la LSE.


"Los costes de combustible, el mantenimiento de los camiones, la pérdida de la vida útil de los productos perecederos y el aumento de los salarios de los transportistas significan que las cifras anteriores se encuentran en el extremo inferior del rango probable", encuentra la LSE.


La investigación sugiere que los pequeños proveedores de queso de Francia e Italia podrían encontrar sus productos poco competitivos en las tiendas británicas, lo que generaría escasez y, a su vez, subidas de precios.


Aranceles de alimentos de la Organizaciu00f3n Mundial del Comercio Tasa efectiva 2015 precios

Aranceles de alimentos de la Organización Mundial del Comercio. Tasa efectiva 2015 precios/Agriculture and Horticulture Development Board


Amirahmadi dice que es importante dejar claro que el Brexit podría brindar oportunidades para expandir la industria láctea en el Reino Unido, lo que impulsaría la disminución de los niveles de seguridad alimentaria del país. Sin embargo, advirtió que esto llevaría tiempo.


"El Brexit podría brindar oportunidades para expandir la industria del Reino Unido a largo plazo, pero a corto y mediano plazo no podemos simplemente activar y desactivar la producción de leche. Aumentar el parque lechero del Reino Unido y construir la infraestructura para que seamos autosuficientes en lácteos llevará años".


Arla es la mayor empresa láctea del Reino Unido, con un volumen de negocios de 2.600 millones de libras esterlinas (2.916 millones de euros), y suministra productos de marca y de marca blanca a las grandes cadenas de supermercados como Sainsbury's, Morrisons y Asda. Es una cooperativa paneuropea con instalaciones de producción en 11 países abastecidas por sus 11.200 productores de leche, 2.400 de los cuales son británicos.


Al comentar el informe de la LSE, Amirahmadi sugiere que los agricultores propietarios de la cooperativa lechera de Arla ya ofrecían al consumidor el mejor precio posible.


"No hay margen para jugar aquí en la cadena de valor", sostiene. "Cualquier interrupción significa que si no conseguimos los aspectos prácticos del Brexit, nos enfrentaremos a una elección entre la escasez, los costes adicionales que inevitablemente tendrán que repercutirse en el consumidor, o el debilitamiento de los estándares de clase mundial por los que tanto nos hemos esforzado en lograr".

relacionada El Brexit tendrá que retrasarse a menos que se llegue a un acuerdo a finales de año
relacionada El Brexit ha ralentizado las exportaciones españolas al Reino Unido

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil