martes, 11 de diciembre de 2018 15:47
Internacional

​Marruecos estrena el primer tren de alta velocidad de África

|

El presidente francu00e9s Emmanuel Macron y el rey de Marruecos Mohammed VI inauguraron el jueves la primera lu00ednea de tren de alta velocidad de u00c1frica.


El presidente francés Emmanuel Macron y el rey de Marruecos Mohammed VI inauguraron el jueves la primera línea de tren de alta velocidad de África.


Este lunes 19 de noviembre se están probando los TGV de dos pisos de fabricación francesa antes del lanzamiento de una nueva línea insignia que conectará Tánger con la capital económica de Marruecos, Casablanca, en noviembre.


Los nuevos trenes están fabricados por Alstom y pueden alcanzar velocidades de 320 kilómetros por hora. Reducirán el tiempo de viaje entre las dos ciudades a más de la mitad, a poco más de dos horas. Se trata del doble de la velocidad del Gautrain sudafricano, lanzado en 2012, que no cumple los criterios del tren de alta velocidad.


El proyecto de 2.000 millones de dólares (1.746 millones de euros) ha estado en desarrollo durante una década, financiado por los gobiernos de Marruecos, Francia, Arabia Saudita, Kuwait y los Emiratos Árabes Unidos.


El rey Mohammed VI y el gobierno marroquí esperan que los trenes proporcionen riqueza y prestigio al país. Pero los opositores afirman que son una locura cara.


Especular para acumular


Los trenes de alta velocidad encajan dentro de un programa más amplio de gasto en infraestructura en Marruecos, que incluye la mayor planta de energía solar del mundo y varios puertos importantes, con el fin de estimular una economía lenta.


"El Gobierno prosigue sus reformas y sus grandes inversiones para mejorar el clima de negocios y atraer a los inversores extranjeros", informó el Banco Africano de Desarrollo en su informe "Perspectivas Económicas 2016" para Marruecos.


Se espera que la ruta Tánger-Casablanca genere un fuerte aumento del número de pasajeros que impulsará el turismo, apoyará un mayor crecimiento económico en las ciudades y recuperará la inversión en la misma.


Tren de alta velocidad en Marruecos


"Nuestro objetivo son seis millones de pasajeros al año después de tres años de operación comercial, en lugar de tres millones en la actualidad", dijo Mohamed Rabie Khlie, director general del operador ferroviario nacional ONCF, en una entrevista reciente con 'Le Monde'. "Esto debería permitirnos alcanzar un margen de explotación muy superior al de los trenes convencionales y justificar el desarrollo".


El director general añadió que el creciente número de pasajeros ha provocado la "saturación de la red", lo que hace que la nueva línea sea una necesidad. Negó que un servicio mejorado supondría un alto coste para los pasajeros.


"Haremos circular trenes destinados a los marroquíes y adaptados al poder adquisitivo de los marroquíes", dijo Khlie. "No queremos un tren reservado para clientes de alto nivel."


Pasado, presente y futuro de la alta velocidad


Riesgo y recompensa


Los nuevos trenes conllevan riesgos y recompensas, según Zouhair Ait Benhamou, analista económico de la Escuela de Negocios Financia de Francia, citado por 'CNN'


"El modelo de negocio de la ONCF se basa en el modelo francés, en el que los trenes están fuertemente subvencionados", afirma. "Si el número de pasajeros no se materializa en dos o tres años, el gobierno tendrá que proporcionar subsidios."


El gobierno espera estimular nueva actividad económica en las áreas a lo largo de la ruta, según el analista.


"Sospecho que hay algunos lugares que el gobierno quiere desarrollar como nuevas áreas turísticas", dice Benhamou. "También podrían atraer a un fabricante de automóviles para que construya una instalación. Peugeot está pensando en crear una planta en Kenitra, y si el tren de alta velocidad pasa por esta ciudad, crearía un centro logístico para ellos".


La nueva línea de tren impresionará a los inversores extranjeros, pero es probable que sigan desconfiando de Marruecos, según Riccardo Fabiani, analista senior del Grupo Eurasia.


"Si usted es un empresario que decide instalar una operación en África y está dividido entre Marruecos y otro país, este tipo de infraestructura moderna de clase mundial podría ayudar a inclinar la balanza", dice. "Pero hay otros problemas con la economía doméstica."


Fabiani cita la mala gobernanza y la corrupción como principales preocupaciones, así como cuestiones relacionadas con el "capital humano", como un sistema educativo con un rendimiento muy inferior. Estas cuestiones reflejan las prioridades de un gobierno que se siente cómodo con un desarrollo desigual, cree él.


"Las autoridades actuales están replicando el modelo colonial de mirar a algunas zonas como Tánger y Casablanca, pero olvidando el resto del país", dice el analista. "Así que hay infraestructura de clase mundial en una zona y carreteras sin pavimentar en otras."


No todos a bordo


Estas disparidades han alimentado la campaña "Stop TGV", una coalición de activistas que argumenta que la inversión podría ser mejor utilizada para servicios públicos deficientes.


"Marruecos es un país pobre y la máxima prioridad debe ser la educación", afirma Omar Balafraj, líder de la campaña y miembro del parlamento de la Federación de la Izquierda Democrática.


Stoptgv


Balafraj cuenta un chiste que cree que capta la locura del proyecto: "Un hombre conoce a un vagabundo que está casi desnudo y le pregunta qué necesita. Él responde: 'sólo un anillo'".


Pero a pesar de tales reservas, es casi seguro que el proyecto está demasiado avanzado como para detenerlo. El servicio de alta velocidad Tánger-Casablanca acogerá en breve a sus primeros pasajeros.

relacionada Marruecos estrena una gigantesca planta termosolar con participación española

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil