lunes, 17 de diciembre de 2018 04:03
Politica

La oposición venezolana pide a España que se sume a la denuncia contra Maduro en el TPI

|

Leopoldo López llama al boicot internacional a la toma de posesión de Maduro, prevista para el 10 de enero

El opositor venezolano Antonio Ledezma ha reclamado este lunes a España que se sume a otros países europeos, como Francia o Alemania, en la denuncia contra el presidente, Nicolás Maduro, ante el Tribunal Penal Internacional (TPI) por la comisión de crímenes de lesa humanidad.

Ledezma ha esgrimido que "cualquier evento de cordialidad" --"como el que esperamos de España, que debería estar junto con Francia y Alemania denunciando al régimen en el Tribunal Penal Internacional por la comisión de crímenes de lesa humanidad"--, que haga la comunidad internacional hacia el pueblo venezolano es en realidad "por el bien propio".

"No solo de España, sino de toda Europa y de todo el hemisferio, porque permitir que se instale definitivamente el eje del mal en Venezuela convertiría a Venezuela en una amenaza para la seguridad de todo el continente", ha dicho en el seminario internacional 'Grandes desafíos de Iberoamérica' organizado por la Fundación Internacional para la Libertad.

El pasado mes de septiembre, un grupo de seis países americanos --Argentina, Canadá, Chile, Colombia, Paraguay y Perú-- presentó una denuncia contra Maduro en la corte de La Haya que después han respaldado los gobiernos de Francia y Alemania.

El ministro de Exteriores, Josep Borrell, aclaró en octubre, durante una comparecencia junto a su homólogo brasileño, que España no se sumará porque la Fiscalía del TPI ya está investigando y porque una denuncia de tal envergadura supondría volver a bloquear la vía del diálogo en Venezuela.

España, junto a otros estados miembro, ha propuesto a la UE que facilite un nuevo dialogo entre el Gobierno y la oposición para buscar una salida pacífica a la crisis política, económica y social que sufre Venezuela, sin que ello suponga revocar las sanciones dictadas contra la cúpula venezolana.

"¿CUÁNTOS MUERTOS MÁS?"
En la misma línea, el activista venezolano Lorent Saleh, que fue liberado el pasado 12 de octubre tras pasar cuatro años detenido para coger un avión rumbo a España, ha reclamado un mayor apoyo de la comunidad internacional a la "lucha" contra el Gobierno de Maduro.

Saleh ha recordado que "la dictadura de Venezuela (...) jamás hubiese tomado la dimensión que tiene si no hubiera sido por la comunicad internacional". "Si no hubiese habido una España que vendió armas, si no hubiese habido una Colombia de (Juan Manuel) Santos, si no hubiese habido una OEA de (José Miguel) Insulza", ha enfatizado.

El joven venezolano ha confesado que se plantea si su libertad fue fruto del "asesinato" del concejal opositor Fernando Albán, que murió al precipitarse desde el décimo piso de una de las sedes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN). El Gobierno sostiene que fue un suicidio, mientras que la oposición habla de "asesinato".

"¿Acaso mi libertad costó la muerte de un compañero? (...) A la comunidad internacional, especialmente al Gobierno de España, que me trajo a este país y al cual estoy bastante agradecido, le pregunto ¿cuántos muertos más hacen falta para tomar decisiones?", ha interrogado.

Lorent ha sostenido que para frenar a Maduro "solo hace falta voluntad política". En su opinión, no son necesarias "fórmulas mágicas", sino solo aplicar las "normas internacionales" que ya existen para los casos de "violación masiva, sostenida y sistemática de los Derechos Humanos".

BOICOT A MADURO
Además de la vía penal, el preso político Leopoldo López, que ha hablado a través de un escrito que ha leído su madre, Antonieta Mendoza, ha pedido a la comunidad internacional que no reconozca a Maduro ni ninguna de las decisiones que tome a partir del 10 de enero.

Ese día arranca el segundo mandato que ganó Maduro en las elecciones presidenciales del pasado 20 de mayo, que no reconocen ni la oposición venezolana ni la mayoría de la comunidad internacional por considerar que no se respetaron los estándares democráticos.

"Es fundamental que el mundo tenga claro que comienza (un nuevo mandato) con un dictador usurpando la Presidencia de la República (...) porque no ha sido elegido en unas elecciones democráticas", reza el mensaje de López, condenado a casi 14 años de cárcel por incitar a la violencia durante las protestas opositoras de 2014.

Ledezma ha aludido también al "colapso" económico y social que han convertido a Venezuela en un "Estado fallido" para reclamar una "intervención humanitaria" en el país. "¿Qué más pruebas quieren para que apliquen el principio de intervención humanitaria?", ha espetado.

UNA OPOSICIÓN PREPARADA
López se ha mostrado consciente en su texto de las "inquietudes" que generan "el presente y el futuro de Venezuela" en la comunidad internacional, especialmente por "el estado actual de la oposición", que "ha atravesado sus momentos de mayor dispersión en 2017 y 2018 por existir distintas visiones para la salida de la dictadura".

El jefe de Voluntad Popular ha asegurado que la oposición "está haciendo un enorme esfuerzo por reunificarse y alinearse" y ha anunciado que ha llegado al acuerdo de crear "un gobierno civilista y de coalición nacional, que vaya más allá de una alianza de partidos políticos", una vez que Maduro abandone el Palacio de Miraflores.

López ha confiado en que "la dictadura no podrá con la voluntad de millones", por lo que ha hecho un llamamiento "a la unión de todas las fuerzas democráticas fuera y dentro del país en un objetivo común de defensa de un sistema que sostenga la libertad ciudadana y el respeto al ser humano por encima de todas las cosas".

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil