miércoles, 12 de diciembre de 2018 18:43
Politica

Urkullu se "empeñará" en evitar "un efecto contagio" en Euskadi de la "incertidumbre" y la "crispación política"

|

Urkullu

Le preocupa que se "extienda la ingobernabilidad e inestabilidad" de Andalucía y lo que más le inquieta de Vox es su modelo social

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha afirmado que su "empeño" es evitar "un efecto contagio" en Euskadi del "escenario de inestabilidad" que se vive en Europa y al que, en el Estado, se añaden "la fragmentación, desencanto y crispación política", que se pusieron de manifiesto en las elecciones andaluzas. El presidente del Gobierno Vasco ha indicado que lo que más le preocupa de la formación Vox, que ha logrado 12 escaños en esos comicios, es su modelo de sociedad.

Durante su intervención en el Foro Expectativas Económicas en Bilbao, el presidente vasco ha destacado "la estabilidad y seriedad con que se desarrolla la actividad política e institucional en Euskadi", en un contexto en el que se viven "momentos de incertidumbre en Europa y el Estado", con "turbulencias económicas y sociales" pero también "políticas e institucionales".

En este sentido, ha citado las "revueltas" de los chalecos amarillos en Francia, el cambio anunciado por Angela Merkel al frente de su partido en Alemania, las "incertidumbres" del presupuesto italiano, el "desenlace incierto" del Brexit o "los populismos crecientes que no responden a más signo que la insatisfacción y que, con el mero planteamiento 'anti estatus quo', añaden más incertidumbre sobre el futuro de Europa".

"Todo ello conforma un escenario de inseguridad y turbulencia. Momentos convulsos y complejos de gestionar", ha advertido Iñigo Urkullu, que ha apuntado que, en el caso del Estado español, se añade "la fragmentación, desencanto y crispación política", como, a su entender, han puesto de manifiesto las elecciones andaluzas este pasado domingo.

Ante este "escenario de inestabilidad", el lehendakari ha subrayado que su "empeño" es evitar un 'efecto contagio'" en Euskadi porque "estabilidad, confianza y crecimiento conforman la cadena de valor de nuestro país".

ELECCIONES ANDALUZAS
Ante las elecciones andaluzas, ha manifestado su sorpresa por los resultados de las distintas formaciones y cree que los partidos deberán centrarse en las "causas propias" que han podido derivar en este nuevo escenario electoral, más que en las "ajenas".

Urkullu ha señalado que la única fórmula de garantizar la gobernabilidad entre dos partidos sería entre PSOE y PP, algo que "no parece posible", por lo tanto sería necesario el "concurso de tres formaciones".

En este sentido, ha manifestado que eso, en Euskadi, es "algo más habitual", pero "no es conocido en una comunidad como Andalucía". Andalucía".

Por ello, ha indicado que las cuestiones de la ingobernabilidad y la estabilidad son las que "le preocupan". "La extensión del riesgo de ingobernabilidad o inestablidad, lo demás es el ejercicio de la política desde el respeto a lo que cada uno quiera representar", ha añadido.

En el caso de Vox, ha manifestado que lo que más le preocupa no es su apuesta recentralizadora de esta formación, su rechazo a un Estado autonómico o propuestas como el de la devolución de competencias. Urkullu ha indicado que lo que le genera preocupación es su modelo de sociedad, que ha asegurado "no compartir para nada".

Urkullu ha indicado que Vox no ha aparecido ahora como formación política sino que ya se había presentado en elecciones anteriores y ha señalado que, teniendo en cuenta el envejecimiento de la población, la ausencia de "nuevos electores en demasía" y la abstención, sus votos los ha recibido de otros partidos

Cuestionado por cómo hacer frente a este tipo de formaciones, ha defendido una política de "cercanía con los problemas ciudadanos", que fije "prioridades" para dar respuestas y que se caracterice "por el rigor y la seriedad". Urkullu ha asegurado que, aunque puedan aparecer discurso "más atractivos" en el corto plazo, cree que la política no debe "basarse en el cortoplacismo".

Por otra parte, preguntado por si fue un "buen cambio" el de la presidencia de Gobierno tras salir adelante la moción de censura, ha señalado que había una sentencia que "condenaba al PP" y es algo que "no se puede olvidar".

En este sentido, ha recordado que Ciudadanos, principal socio en ese momento del Gobierno popular, fue el que le retiró el apoyo y luego otro partidos, entre ellos, el PNV decidieron apoyar la moción de censura.

Urkullu ha indicado que había una "opción" y era que Mariano Rajoy dimitiera como presidente del partido y no como presidente del Gobierno pero "no se quiso". A su juicio, era necesaria "una renovación" por "una cuestión ética". "Mi interpretación era que, en todo caso, la legislatura estaba agotada y que, aún siendo necesaria la moción de censura, lo conveniente habría sido la convocatoria de elecciones inmediatamente, no ha sido así", ha señalado.

Sobre si el presidente del Gobierno central debería agotar la legislatura, ha indicado que es algo que corresponde a Pedro Sánchez. "No estoy en la piel de Pedro Sánchez, afortunadamente", ha dicho.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil