lunes, 17 de diciembre de 2018 03:52
Politica

El Gobierno dice que hay una diferencia "enorme" entre pactar con Vox y llegar al Gobierno con apoyo de independentistas

|

Rueda de prensa tras el Consejo de Ministros

Señala que Susana Díaz tiene la "responsabilidad" de evitar que entren en la Junta de Andalucía partidos que hagan retroceder libertades

La ministra portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, ha defendido este viernes la existencia de una diferencia "enorme" entre la posibilidad de que PP y Ciudadanos pacten con Vox para acceder a la Presidencia de la Junta de Andalucía y el hecho de que Pedro Sánchez llegara al Palacio de la Moncloa gracias a los votos de los partidos independentistas.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Celaá ha sostenido que "no es lo mismo" una moción de censura "en la que nada se negoció" que "una negociación para conseguir la Presidencia de la Junta de Andalucía", en la que se intentará llegar a "acuerdos" y por tanto hay una "cesión mutua". "Hay una diferencia muy grande", ha insistido.

La portavoz del Ejecutivo ha defendido esta idea en un llamamiento a que Andalucía forme un gobierno "constitucionalista y europeísta" tras las elecciones autonómicas del pasado domingo, en las que ha reconocido la "sorpresa" de la irrupción de Vox en el escenario político con doce escaños.

"Una sorpresa mayor sería que PP o Ciudadanos recabasen su apoyo para presidir la Junta", ha avisado apuntando la "responsabilidad" de los partidos constitucionalistas para "evitar que Andalucía se convierta en cuna de la ultraderecha".

Celaá ha recordado que el PSOE fue el partido más votado en esos comicios y, por tanto, ha afirmado que su candidata, Susana Díaz, está "legitimada" para defender su candidatura a la Junta, calificando de "difícil de entender" que PP o Ciudadanos "se arroguen el derecho" de presidir la comunidad autónoma.

Después, ha explicado que el Gobierno "no defiende que tenga que gobernar la lista más votada", sino que a Díaz, siendo la candidata con más apoyos, le corresponde "la responsabilidad de cuidar que entre las formaciones políticas que puedan acceder a la Junta" no se encuentren aquellas que pueden suponer "retrocesos" en libertades o cuestiones democráticas, en referencia a Vox.

EN EUROPA, "CORDÓN SANITARIO" CON LA ULTRADERECHA
En este sentido, ha recordado a la experiencia con partidos "de la ultraderecha" en otros países europeos, como Francia o Alemania, donde se ha establecido un "cordón sanitario" para no "blanquear" sus posiciones "como reminiscencia de los resultados de las políticas de ultraderecha en el siglo XX". Y ha pedido que España no sea el primer país en romper esta tradición.

Celaá ha recordado que Vox, por ejemplo, defiende la supresión de las comunidades autónomas para convertir a España en un Estado unitario con un único Parlamento. Frente a esto, ha apuntado que el Estado de las autonomías está "consagrado" en la Constitución y, por tanto, "atacarlo" supone "cuando menos un retroceso" respecto a lo acordado hace 40 años en la Carta Magna.

A su juicio, está "claro" que el partido liderado por Santiago Abascal "reproduce" en España los planteamientos de los partidos de "ultraderecha" que ya ocupaban puestos institucionales en otros países europeos y ha insistido en poner el foco en la "relación" que abran con ella PP y Ciudadanos.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil