jueves, 24 de enero de 2019 05:35
Politica

El Comité Electoral de En Marea alega que las personas que accedieron al censo estaban autorizadas

|

El comité, en el que los críticos tienen mayoría, acusa a la coordinadora de "secuestrar" las primarias, que podrían reanudarse este fin de semana

El Comité Electoral de las primarias de En Marea defiende que las personas acusadas de acceder de manera ilícita al censo del partido instrumental estaban autorizadas a consultar el registro de inscritos en la organización en virtud del reglamento aprobado en el plenario del pasado 27 de octubre.

Este martes, cinco miembros del Comité Electoral, en el que el sector crítico con la dirección que encabeza Luís Villares tiene mayoría, han ofrecido una rueda de prensa en la que han acusado a la coordinadora de En Marea (equivalente a la ejecutiva en un partido clásico) de actuar con intereses "de parte", "entorpecer" el proceso y tener "secuestradas" las primarias.

Así, el comité afirma que los reglamentos del proceso establecen que son suyas las "plenas" competencias sobre el proceso de primarias y que, por lo tanto, está autorizado a acceder al censo. Mantiene que las tres personas del comité seleccionadas para controlar el censo firmaron un documento de confidencialidad que fue facilitado por la propia coordinadora, por lo que entienden esto como una autorización "de facto" para que miembros del comité electoral accediesen al registro de personas inscritos.

Asimismo, aseguran que las primarias, paralizadas desde el día 1 de diciembre por la existencia de presuntas "irregularidades", podrían reanudarse este fin de semana si se subsanan las deficiencias del proceso que motivaron la suspensión cautelar de las votaciones dictada por la Comisión de Garantías y se implementan las condiciones de seguridad adicionales.

En la tarde noche de este martes, el Comité de Garantías estudia la solicitud efectuada por la coordinadora, que pide la revocación de los tres miembros del comité electoral que firmaron el compromiso de confidencialidad como responsables del censo. Según fuentes de la dirección de En Marea consultadas por Europa Press, el comité electoral solo está autorizado a consultar el censo en presencia del responsable legal del partido ante la Agencia Española de Proteeción de Datos, Gonzalo Rodríguez, a su vez miembro de la coordinadora y persona que mandó paralizar el proceso el pasado 1 de diciembre.

ACUSAN A LA COORDINADORA DE "ENTORPECER"
En su comparecencia ante los medios, los representantes del comité electoral (Sonia Mauriz, Martiño Ramos, Pablo Nieves, Lucía España y Raquel Bernárdez) han reivindicado que es este órgano, electo en votación en urna en el citado plenario del 27 de octubre, quien goza de "plenas competencias" sobre el proceso, entre ellas, "la custodia" del censo, que "no puede estar en manos" de una coordinadora a la que acusan de actuar "con intereses de parte".

En esta línea, esgrimen que la coordinadora "entorpeció" sus funciones desde el primer momento y "desantendió" sus solicitudes. De este modo, reiteran que no había motivos para paralizar las primarias porque "no hubo manipulaciones" en el censo, como revelaron las auditorías encargadas por la coordinadora, cuyas conclusiones no han sido trasladadas al comité, según este órgano.

Además, apuntan que el día 24 de noviembre (el día después del cierre del censo) se produjo el primer y único encuentro entre comité electoral y Gonzalo Rodríguez para consultar el censo y proceder a la verficación de que los candidatos al Consello das Mareas estaban inscritos en el partido instrumental.

Así las cosas, según su versión, el supuesto acceso no autorizado en el censo se produjo después, cuando los responsables del censo del comité electoral (electos en votación secreta, según afirma este órgano) solicitaron las claves del sistema a la empresa que lo gestiona ante la negativa a facilitarlas por parte de la coordinadora.

Por lo tanto, el comité entiende que estas tres personas no cometieron ninguna irregularidad ni "vulneraron" las normas internas, pues estaban en ejercicio de sus funciones en cumplimiento del reglamento de las primarias aprobado en el plenario, definido en los estatutos de En Marea como el "máximo órgano" de decisión del partido instrumental.

REANUDACIÓN DE LAS PRIMARIAS
"Existe un secuestro del censo y del proceso electoral por parte de la coordinadora, que se encuentra en una posición de dominio ejecutivo que impide que las votaciones se puedan llevar a cabo", ha asegurado Pablo Nieves, que ha puesto el foco en que "la crisis" abierta en el partido "se soluciona votando" para así también "recuperar frente a la sociedad el desprestigio que ha sufrido En Marea en los últimos días".

Con todo y a pesar de denunciar que la coordinadora "no le está dando el control del proceso", el comité electoral señala que su intención es que las votaciones se produzcan "cuanto antes" y que, para ello, están dispuestos a "reforzar las medidas de seguridad", incluyendo un proceso de verificación de identidad a través de 'sms' para poder emitir el sufragio.

Avanzan que entre el miércoles y el jueves se producirá un encuentro entre Comisión de Garantías y comité electoral para resolver el conflicto. En caso de que las deficiencias que motivaron la suspensión cautelar estén subsanadas, las primarias al Consello podrían celebrarse ya este fin de semana.

Entre estas cuestiones figuran la comunicación a los inscritos de los locales habilitados para votar presencialmente, el "reseteo" de las claves de seguridad del censo, la inclusión de los nombres de los candidatos en la papeleta electrónica y la inclusión del sistema de verificación de identidad vía 'sms'. Esto último debe ser implementado por la empresa encargada del censo (Bisagra) y que es diferente a la que gestiona las votaciones (Agora Voting).

Según el comité electoral, en caso de que estas cuestiones estén solucionadas y los simulacros de votaciones se produzcan sin imprevistos, el proceso de votaciones estaría listo para reanudarse el sábado 15, dos semanas después de la fecha prevista en el calendario.

COMITÉ DE GARANTÍAS
Tras la rueda de prensa del comité electoral, Manuel Nogueira, miembro de la Comisión de Garantías y afín al sector crítico, quiso ofrecer declaraciones a los medios para mostrar su disconformidad con la manera de actuar de la coordinadora, a la que acusa de "extralimitarse" en sus funciones al encontrarse en una situación de interinidad por existir un proceso convocado para su renovación.

Nogueira, que el día de la suspensión de las primarias ya expresó su rechazo a la medida al entender que la decisión de paralizar el proceso correspondía al comité electoral, ha incidido en que las auditorías reflejan que no hubo alteración del censo y que, por lo tanto, no hay motivos para revocar a los tres miembros del comité electoral sobre los que pesa una solicitud de cese.

"La coordinadora está siendo juez y parte. No sé qué interés hay en suplantar las funciones del comité electoral", ha aseverado, antes de espetar que "con los políticos pasa como con los pañales, hay que cambiarlos para que no se llenen de mierda".

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil