jueves, 24 de enero de 2019 05:38
Sociedad

​Pacientes con eccema con un 36% más de riesgo de intentos de suicidio, dice el estudio

|

Los pacientes con eccema son un 44% más propensos a tener pensamientos suicidas y un 36% más propensos a intentar suicidarse en comparación con las personas que no tienen esta afección cutánea.


Se enfrentan a muchas molestias en la piel, a muchas alteraciones del sueño debido a su enfermedad, a mucho aislamiento social y al estigma.


El eccema es una condición común de la piel que puede tener un impacto psicológico profundo: Las personas con eccema son más propensas a tener pensamientos suicidas e intentos de suicidio que otras sin la afección, según una nueva investigación publicada en la revista 'JAMA Dermatology'.


El eccema, también conocido como dermatitis atópica, es una enfermedad de la piel que es crónica e inflamatoria, lo que significa que involucra una reacción del sistema inmunitario. Afecta a 18 millones de adultos (más del 7%) y 9,6 millones de niños (13%) en Estados Unidos, según los investigadores de la Facultad de medicina Keck de la Universidad del Sur de California.


Analizaron 15 estudios previos que incluían 310,681 pacientes con eccema y cerca de 4.4 millones de pacientes sin eccema. Los lugares de estudio estaban en América del Norte, Asia, Europa y África.

Eczema

Los investigadores encontraron que los pacientes con eccema eran 44% más propensos a tener pensamientos suicidas y 36% más propensos a intentar suicidarse en comparación con las personas que no tenían la afección cutánea. 


Sin embargo, debido a datos incompletos o resultados inconsistentes, los investigadores no encontraron una diferencia en el riesgo de suicidio completo entre los pacientes de eccema y otros.


CRISIS DE SUICIDIOS EN EEUU


Entonces, ¿qué explica el mayor índice de pensamientos y acciones autodestructivas? Los autores del estudio explican que el eccema está asociado con un aumento de citoquinas proinflamatorias, un tipo de molécula del sistema inmunitario que se encuentra en niveles altos dondequiera que haya una infección. Los niveles más altos de citoquinas proinflamatorias en el sistema nervioso central pueden alterar el equilibrio de los neurotransmisores en el cerebro y llevar a pensamientos negativos, según teorizaron.


El Dr. Joel M. Gelfand, profesor de dermatología y de epidemiología y director médico de la Unidad de Estudios Clínicos de Dermatología de la Facultad de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania, dijo a CNN que la posibilidad de que las citoquinas interrumpan la química cerebral es sólo "una teoría".


"El papel causal de la inflamación y la actividad suicida y sus resultados aún no se ha establecido", dijo Gelfand, que no participó en el análisis. Aún así, cree que la nueva investigación es "importante".


"El país se enfrenta a una epidemia de suicidio, es realmente una crisis de salud pública, y cuanto más podamos entender qué condiciones y conductas conducen al pensamiento, la conducta y las acciones suicidas, más podremos encontrar maneras de identificar a las personas en riesgo y, con suerte, prevenir estos resultados realmente terribles para la gente", señaló Gelfand.


El suicidio y el comportamiento suicida son "difíciles de estudiar, a veces son estadísticamente raros, así que combinar varios estudios para obtener una mejor comprensión es apropiado científicamente", anotó Gelfand, que no participó en el nuevo estudio. "El estudio nos recuerda que claramente hay una asociación aquí, pero hay mucho más que tenemos que averiguar."


UNA ENFERMEDAD GRAVE Y CRÓNICA


La dermatitis atópica no es 'sólo eczema', sino una enfermedad crónica grave que puede tener un gran impacto en toda la vida de una persona.


El año pasado, una paciente de eccema en Hong Kong se suicidó y mató a sus padres, dijo la policía. En ese momento, la policía de Hong Kong sugirió que su condición de la piel podría haber motivado el ataque. Pero ese caso no "ilustra bien" el papel que desempeña el eccema en la salud mental, dijo Simpson. "Este paciente parecía ser una persona profundamente problemática en muchos sentidos", dijo Simpson, quien no trató al paciente en el caso de Hong Kong.


El mensaje de Gelfand para las personas que viven con eccema y sus familias, amigos y proveedores de atención médica es la concienciación.


"Se enfrentan a muchas molestias en la piel, a muchas alteraciones del sueño debido a su enfermedad, a mucho aislamiento social y al estigma, por lo que apoyar a las personas que sufren de eccema es realmente importante", dijo.


Aún así, hay esperanza, dijo Gelfand: "Las terapias están evolucionando rápidamente y hay muchas nuevas formas de ayudar a la gente con esta enfermedad."

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil