miércoles, 16 de octubre de 2019 09:58
Internacional

Rusia prueba con éxito un arma que viaja 27 veces más rápido que el sonido

|

El Avangard cambia constantemente su curso y altitud a medida que vuela


Esta nueva arma rusa volaría a más de 9.000 metros por segundo


Las autoridades rusas han dicho que han desarrollado un nuevo sistema de armas que viaja a 27 veces la velocidad del sonido, lo que hace "imposible" interceptarlo con la actual tecnología de defensa antimisiles.


El sistema, conocido como el vehículo de deslizamiento hipersónico Avangard, "esencialmente hace que las defensas de misiles sean inútiles", dijo el viceprimer ministro Yuri Borisov a la televisión estatal rusa el jueves, reportó Associated Press.


El miércoles, el ejército ruso completó con éxito una prueba del Avangard -según el Kremlin- en la que el arma fue lanzada desde la base de misiles Dombarovskiy en los Montes Urales del Sur, alcanzando un objetivo de práctica a 5.955 kilómetros de distancia en Kamchatka, una península en el extremo oriental del país.


The Teykovskaya Division of Russiau2019s Strategic Missile Troops

Un misil ruso durante un desfile militar


El Presidente Vladimir Putin supervisó la prueba, comentando posteriormente que el sistema de armas garantizaría la seguridad de Rusia en un futuro previsible y que podría desplegarse ya el año próximo.


El arma es imposible de interceptar con las defensas antimisiles existentes porque, a diferencia de los anteriores misiles balísticos intercontinentales, que siguen una trayectoria predecible, el Avangard cambia constantemente su curso y altitud a medida que vuela, según Sergei Ivanov, un asesor de Putin y ex ministro de defensa ruso que habló durante la conferencia de prensa televisada.


Ivanov dijo que Rusia tiene actualmente 12 misiles Avangard de nueva fabricación, que fueron desarrollados a un costo relativamente bajo. Además, pueden alojarse en silos existentes, lo que elimina la necesidad de construir instalaciones de almacenamiento especializadas y costosas.


"El Avangard ha costado cientos de veces menos de lo que Estados Unidos ha gastado en su defensa antimisiles", dijo Ivanov.


El ex ministro de Defensa explicó que Rusia había comenzado a desarrollar el sistema de armas después de que Estados Unidos se retirara del histórico Tratado de Misiles Antibalísticos (ABM) de 1972 el 13 de junio de 2002. En ese momento, el presidente George W. Bush dijo que la medida permitiría a Estados Unidos "protegerse contra las crecientes amenazas de misiles".


Muchos funcionarios de la administración Bush criticaron el ABM, describiéndolo como una reliquia de la Guerra Fría y argumentando que impedía el desarrollo de un sistema nacional de defensa antimisiles estadounidense, según la Asociación para el Control de Armas.


Tras la retirada de Estados Unidos de la ABM, Ivanov dijo que a Rusia le preocupaba que el desarrollo de un sistema de defensa antimisiles estadounidense pudiera mitigar la eficacia de la disuasión nuclear de su propio país. Este temor desencadenó el desarrollo del sistema de armas Avangard, reportó Associated Press.


Sin embargo, Ivanov subrayó que el desarrollo del sistema era de naturaleza defensiva. "No estamos involucrados en el ruido de los sables, simplemente aseguramos nuestra seguridad durante las próximas décadas", dijo.

COMENTAR



Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil