viernes, 6 de diciembre de 2019 07:07
Cultura

Cientos de obras pasan a dominio público en EEUU tras 20 años de "sequía"

|

El pequeño poema de Robert Frost, Stopping By Woods on a Snowy Evening, es de dominio público en Estados Unidos desde el 1 de enero, junto a miles de obras de autores como Agatha Christie o Virginia Woolf, en una expiración sin precedentes de los derechos de autor.


Sin precedentes porque han pasado 21 años desde la última gran expiración en EEUU: la aprobación de la Sonny Bono Copyright Term Extension Act (Ley de Extensión del Plazo de los Derechos de Autor Sonny Bono) de 1998, que añadió otros 20 años a los derechos de autor existentes, lo que significa que la serie de obras de 1922 que deberían haber pasado a dominio público en 1998 -después de un plazo de 75 años de derechos de autor- sólo ahora son de dominio público.


Se trata de clásicos como El Peregrino de Charlie Chaplin, Jacob's Room de Viginia Woolf, y la canción Charleston (basada en la danza popular del mismo nombre).


Tunnel de libros, Book Sculpture, Prague


"La sequía ha terminado", proclama el Duke Law School’s Center (Centro para el Dominio Público de la Facultad de Derecho de Duke), destacando algunas de las obras que ahora están disponibles libres de regalías, de autores como Edgar Rice Burroughs a Kahlil Gibran, PG Wodehouse a DH Lawrence, Edith Wharton a ee cummings.


No se trata sólo de libros: los derechos de autor en EEUU que ahora decaen también afectan a gran cantidad de películas, pinturas y música.


"El dominio público ha estado congelado en el tiempo durante 20 años, y estamos llegando al deshielo de 20 años", dijo la directora del centro, Jennifer Jenkins, al Smithsonian. La revista pronosticó que el impacto del lanzamiento en la cultura y la creatividad podría ser enorme, porque "nunca hemos visto una entrada tan masiva en el dominio público en la era digital". Brewster Kahle, fundador del Internet Archive, dijo al Smithsonian: "Hemos defraudado a una generación. El siglo XX está en gran medida ausente de Internet".


La expiración significa que cualquiera puede publicar una edición, por ejemplo, de Asesinato en el campo de golf, de Agatha Christie. Esta novela, junto con otros miles de libros, formará parte del repositorio de textos de sitios como el Internet Archive y la Búsqueda de libros de Google. Los escritores podrán utilizarlo como inspiración, creando nuevas obras o secuelas basadas en ellos. Los estudiantes podrán citarlo libremente y los productores de teatro podrán adaptarlo.


"No podemos predecir qué uso va a hacer la gente del trabajo que ponemos a su disposición", dijo Mike Furlough, director ejecutivo de HathiTrust, a la revista. "Y eso es lo que lo hace tan excitante."


LA CULPA FUE DE MI MICKEY MOUSE


En 1998 el Congreso amplió la duración de los derechos de autor de 75 a 95 años, o de 50 a 70 años después de la muerte del autor. El resultado de la legislación fue impedir efectivamente que cualquier obra nueva pasara al dominio público.


Michey Mouse


Los legisladores argumentaron que la legislación era necesaria para proteger los ingresos de la industria del entretenimiento de EE.UU., y para armonizar la legislación de EE.UU. con la europea, pero en realidad se trataba de proteger a Mickey Mouse. Las primeras caricaturas de Mickey Mouse se publicaron en 1928, y las nuevas normas ampliaron el control de los derechos de autor de Disney hasta al menos 2023.


Sin embargo, el 1 de enero de 2019, las primeras obras protegidas por el nuevo límite de 95 años del CTEA expirarán. Estos libros, películas y canciones serán ahora gratuitos para que cualquier persona los copie, reproduzca, presente o interprete, sin tener que obtener permiso o pagar derechos de autor a sus titulares originales. Google podrá poner a disposición libros completos para su lectura a través de su servicio de la Búsqueda de libros de Google, cualquiera podrá subir las películas a YouTube y los teatros aficionados podrán producir obras de teatro sin necesidad de pedir permiso.


COMENTAR



Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil