domingo, 18 de agosto de 2019 13:42
Ciencia e investigación

​Las autoridades chinas confirman otra mujer embarazada de un bebé modificado genéticamente

|

Una segunda mujer quedó embarazada durante un experimento para criar a los primeros bebés genéticamente modificados, confirmaron las autoridades chinas, en un momento en que el científico responsable de promover las pruebas se enfrenta a una investigación policial.


A finales del año pasado, He Jiankui, científico de la Southern University of Science and Technology (SUSTech) en China, anunció la primera "edición" genética de seres humanos realizada con éxito. Se trataba de dos gemelos cuyo ADN fue manipulado de tal manera que tenían una resistencia innata a la infección por VIH, una mutación genética que se estima que ocurre naturalmente en menos del 1% de la población mundial.


Después de que Jiankui declarara en un foro especializado de Hong Kong que había "otro embarazo potencial" en el que participaba una segunda pareja, una investigación de un gobierno providencial confirmó la existencia de una segunda madre y que esta mujer sigue embarazada. La otra mujer, embarazada de gemelos, está bajo observación médica.


Muchos de los principales expertos en esta conferencia de Hong Kong calificaron de poco ética la conducta de He Jiankui y dijeron que hay serias preguntas sin respuesta sobre la seguridad del manejo de los embriones y la necesidad de asegurar que estos experimentos sean monitoreados para que no se haga un mal uso de la tecnología. Uno de los más críticos fue el estadounidense David Baltimore, ganador del Premio Nobel de Medicina en 1975, quien dijo: "No creo que haya sido un proceso transparente. No supimos lo que pasó hasta después de que nacieron los niños. Personalmente, no creo que esto sea médicamente necesario". De hecho, la manipulación del ADN está prohibida en varios países, incluida China, y la investigación no ha sido supervisada ni verificada por ninguna entidad oficial.


Después de escuchar todas las críticas de sus colegas, He Jiankui se dirigió a la audiencia para explicar que aunque no había informado de su investigación a la Universidad del Sur de Ciencia y Tecnología, la universidad china donde trabaja, tampoco se esforzó por mantenerla en secreto, habiendo presentado informes preliminares en varias conferencias y discutido los resultados con otros científicos. También se aseguró de que los padres de los niños mellizos y de las otras parejas que participaron en la investigación tuvieran toda la información necesaria y conocieran los riesgos que ello implicaba, así como de que fueran plenamente conscientes de lo que se estaba haciendo con los embriones. "Los padres fueron informados de todas las implicaciones de esto", dijo él. "Les recordamos la opción de abandonar el experimento sin implementarlo. Pero eligieron continuar".


El científico mostró algunas imágenes de estos tres años de investigación, en las que participaron ratas, monos y embriones humanos, y explicó que utilizó la técnica Crispr-Cas9 para desactivar un gen, el CCR5, que crea la proteína que hace posible el desarrollo del VIH. Según el científico, los padres, especialmente el padre, que es VIH positivo, vieron el procedimiento como una forma de recuperar el sentido de la vida. "Estoy orgulloso porque habían perdido la esperanza", dijo el Dr. He. "Pero con esta protección, el padre me envió un mensaje diciendo que trabajará duro para ganar dinero y cuidar de sus dos hijas y su esposa."

relacionada El científico chino que afirma haber creado bebés genéticamente modificados estará bajo arresto domiciliario

COMENTAR



Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil