domingo, 26 de mayo de 2019 00:55
Economía

SpaceX acusa a su rival Arianespace de competencia desleal y pide ayuda a Trump

|

La empresa espacial de Elon Musk cree que Europa, y Francia en particular, está subvencionando al gigante espacial europeo, haciéndolo "injustamente" competitivo. Por eso pde a la administración Trump que actúe en las negociaciones comerciales con Bruselas.


SpaceX abre un nuevo frente en la guerra espacial contra Arianespace. La empresa estadounidense, fundada por el jefe de Tesla, Elon Musk, acusa a su principal rival europeo de competencia desleal. En una carta al Departamento de Comercio de Estados Unidos, que 'Les Échos' revela este 21 de febrero, dijo que "las subvenciones de la Unión Europea y del Gobierno francés reducen artificialmente el precio de los servicios de lanzamiento de Arianespace en el mercado internacional y permiten que sus cohetes sean injustamente competitivos". 


La empresa californiana afirma que la Agencia Espacial Europea (ESA) pagó 13.200 millones de euros de ayuda entre 1998 y 2012. SpaceX también se refiere a los subsidios pagados a la base de Kourou en la Guayana Francesa.


Cohete SpaceX


En su carta, SpaceX insta a Washington a tomar medidas para poner fin a estas prácticas. La compañía quiere que la administración Trump aproveche las negociaciones comerciales en curso para tomar medidas.


La Unión Europea y Estados Unidos se han comprometido a trabajar en pro de un acuerdo de libre comercio. En este contexto, "debería haber un acuerdo que garantice que Arianespace no reciba un trato preferencial y que los miembros de la UE no discriminen a los proveedores no europeos", afirma la compañía estadounidense.


SPACEX SE BENEFICIA DE LOS CONTRATOS PÚBLICOS


Sin embargo, la financiación pública en el sector espacial es esencial porque esta industria es tan importante en términos de seguridad y defensa, industrial y económica, pero también de influencia social y política. La financiación de Europa para este sector estratégico es muy inferior a la de los Estados Unidos, según ha señalado recientemente el Tribunal de Cuentas en un informe. Los estadounidenses tienen el mayor presupuesto espacial civil del mundo: 19.500 millones de dólares en 2018 para la NASA y 5.600 millones de euros para la ESA.


Irónicamente, SpaceX es uno de los principales beneficiarios. La NASA, el Pentágono y la Fuerza Aérea estadounidense representan el 75% de su cartera de pedidos, mientras que en el caso de Arianespace, los pedidos institucionales de la Comisión Europea, la Agencia Espacial Europea (ESA) y las agencias nacionales sólo representan el 30%.


Según el Tribunal de Cuentas, la administración americana ha permitido, a través de sus pedidos públicos, impulsar a SpaceX a su posición actual como co-líder del mercado con Arianespace. La empresa de Elon Musk, que ha reducido el coste de los lanzamientos de cohetes gracias a su tecnología pionera de cohetes reutilizables, ha contribuido a aumentar la competencia en el sector. En este contexto, el Tribunal de Cuentas insta a Europa a que aumente sus inversiones para mantenerse en la carrera. Los esfuerzos deberán centrarse en el futuro lanzador Ariane 6, que estará operativo en 2020. "Hay que buscar una mayor participación de los socios europeos de Francia", escribe.

relacionada SpaceX lanza al espacio su primer satélite espía después de una serie de contratiempos
relacionada Así fue la explosión del cohete SpaceX

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil