domingo, 18 de agosto de 2019 06:49
Sociedad

Una beluga con arnés que podría ser un arma rusa, dicen expertos noruegos

|

Expertos marinos en Noruega creen que se han topado con una beluga que fue entrenada por la marina rusa como parte de un programa para utilizar mamíferos marinos como una fuerza de operaciones especiales.


Pescadores en aguas cercanas al pequeño pueblo pesquero noruego de Inga informaron la semana pasada de que una beluga blanca que llevaba un arnés extraño había comenzado a acosar a sus barcos pesqueros.


"Íbamos a recoger las redes cuando vimos una ballena nadando entre los barcos", dijo el pescador Joar Hesten a la emisora noruega NRK. "Se nos acercó, y al aproximarse, vimos que tenía algún tipo de arnés."


El extraño comportamiento de la ballena, que buscaba activamente las embarcaciones e intentaba tirar de las correas y cuerdas de los costados de las embarcaciones, así como el hecho de que llevara un arnés apretado que parecía ser una cámara o un arma, despertó sospechas entre los expertos marinos de que el animal había recibido entrenamiento de grado militar de la vecina Rusia. 


Dentro del arnés, que ahora ha sido quitado a la ballena, estaban las palabras "Equipo de San Petersburgo".


El pescador dijo que la ballena era muy mansa y parecía acostumbrada a los seres humanos.


"Si esta ballena viene de Rusia -y hay grandes razones para creerlo- entonces no son los científicos rusos, sino la marina que ha hecho esto", dijo Martin Biuw del Instituto de Investigación Marina de Noruega.


MÁS: Unos días después, la beluga volvió a sorprender recuperando el móvil de una turista 


Audun Rikardsen, profesor del departamento de biología ártica y marina de la Universidad Ártica de Noruega (UiT), dijo a la 'NRK': "Sabemos que en Rusia han tenido ballenas en cautiverio y también que algunas de estas han sido aparentemente liberadas. Entonces a menudo buscan botes." Dijo que se había puesto en contacto con investigadores rusos que dijeron que la ballena con arnés no tenía nada que ver con ellos. "Me dicen que lo más probable es que sea la marina rusa en Murmansk", dijo Rikardsen.


En la Rusia soviética de los años 80, un programa tuvo delfines reclutados para entrenamiento militar: su visión aguda, su sigilo y su buena memoria los convirtieron en herramientas subacuáticas efectivas para detectar armas.


Este programa de mamíferos se cerró en la década de 1990. Sin embargo, un reportaje de 2017 de TV Zvezda, una emisora del Ministerio de Defensa, reveló que la marina rusa ha vuelto a entrenar a belugas, focas y delfines nariz de botella con fines militares en aguas polares. 


En los últimos tres años, el presidente Vladimir Putin ha reabierto tres antiguas bases militares soviéticas a lo largo de su vasta costa ártica.


La investigación y entrenamiento fue realizada por el Instituto de Investigación Biológica del Mar de Murmansk en el norte de Rusia en nombre de la marina para ver si las belugas pueden ser utilizadas para "vigilar las entradas a las bases navales" en las regiones árticas, "ayudar a los buzos de aguas profundas y, si es necesario, matar a los extraños que entren en su territorio".


Los delfines y las focas fueron entrenados para llevar herramientas para buzos y detectar torpedos, minas y otras municiones hundidas a profundidades de hasta 120 metros. Los registros públicos del gobierno muestran que el Ministerio de Defensa compró cinco delfines nariz de botella, de entre tres y cinco años de edad, en el Delfinario Utrish de Moscú en 2016.


Durante sus pruebas, el instituto de investigación de biología marina de Murmansk concluyó que los delfines y las focas eran mucho más adecuados para el entrenamiento y los climas árticos que las belugas. Las ballenas eran consideradas demasiado sensibles al frío y no tenían el mismo "alto profesionalismo" que las focas, que tenían una memoria mucho mejor para recordar las órdenes orales.

relacionada Beluga recupera el móvil de una turista

COMENTAR



Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil