viernes, 22 de noviembre de 2019 13:16
Sociedad

Empieza el Ramadán, período de más ataques yihadistas

|

El Ramadán, el mes sagrado del Islam, comienza este 2019 el domingo 5 de mayo y termina el 4 de junio, tradicionalmente un período de mayor actividad terrorista global de motivación religiosa, muestran varios estudios.


Los movimientos 'yihadistas' aprovechan el mes sagrado del Islam con fines terroristas, intensificando durante este período los atentados, que justifican como el último sacrificio por su fe, añadiendo un aspecto geopolítico al significado religioso de esta fecha.


Media Luna de Ramadu00e1n


Los investigadores dicen que el grupo 'yihadista' del Estado Islámico (IS) ha interpretado las demandas religiosas de los musulmanes durante el Ramadán como una base teológica para fomentar los actos de violencia política.


Sobre la base de datos de la Global Terrorism Database (Base de Datos Mundial sobre Terrorismo), se concluye que el número medio de atentados terroristas es un 6% más alto en los días del Ramadán que en los demás días del año.


Aún mayor es la diferencia entre las muertes causadas por ataques terroristas en los días del Ramadán: hay un 17% más de muertes causadas por ataques terroristas en los días de ayuno de aquellos que profesan esa religión.


Sin embargo, los investigadores señalan una relación directa entre el Ramadán y la propensión a los ataques terroristas, diciendo que esta coincidencia del aumento de casos y muertes debería asociarse con otros factores (a saber, las cuestiones meteorológicas -en el Ramadán, que tiene lugar entre junio y octubre, por lo general hay un mejor clima y más gente en las calles).


Algunos estudios recientes apuntan, sin embargo, en la dirección opuesta, haciendo un análisis sociológico que concluye que el Ramadán es el período en el que el fenómeno del terrorismo tiene menos apoyo popular entre el universo de miembros asociados al fundamentalismo religioso.


Un grupo de investigadores europeos publicó este año un documento en el que intenta demostrar que el mes del ayuno y la abstinencia islámica ayuda a disminuir el apoyo popular al terrorismo y las capacidades de los grupos terroristas.


"Debemos tener cuidado con las conclusiones que sacamos de la relación entre los fenómenos religiosos y políticos, porque muchas variables interfieren con el análisis", explica Roland Hodler, profesor de economía de la Universidad de St. Gallen, en el Reino Unido, y uno de los miembros de ese grupo de análisis.


Sin embargo, todos los estudios reconocen que estadísticamente, el fenómeno del terrorismo aumenta su frecuencia en el período que coincide con el Ramadán, uno de los cinco pilares del Islam.


La verdad es que incluso las publicaciones especializadas en ayudar a los empresarios occidentales a hacer frente al fenómeno del Ramadán, como 'Stratfor', advierten de riesgos como los retrasos en el servicio de los hoteles, pero también de la intensificación de las medidas de seguridad y de la mayor probabilidad de que se produzcan atentados terroristas.


La agencia no gubernamental Global Risk menciona varios ejemplos de violentos ataques terroristas perpetrados por radicales islámicos durante el periodo del Ramadán, como el atentado del 12 de junio de 2016, cuando Omar Mateen mató a 49 personas en un club nocturno de Florida (Estados Unidos), que fue uno de los episodios terroristas más violentos en suelo estadounidense desde el 11 de septiembre.


Omar Mateen en el atentado al local nocturno Pulse de Florida


Ese mismo año, el 1 de julio, los tiradores mataron a 24 personas en Dhaka, la capital de Bangladesh, y dos días después la IE denunció la explosión de un coche bomba que mató a 300 personas en Bagdad, Irak.


Y ya en 2015, el 26 de junio, en medio del Ramadán, se produjeron múltiples ataques violentos en Francia, Kuwait, Siria, Somalia y Túnez.


REAPARICIÓN DE ABUBAKER AL BAGDADI


El fugitivo más buscado del mundo, Abubaker al Bagdadi, líder del Estado Islámico reapareció el pasado 29 de abril en un vídeo por primera vez desde 2014. 


Abubaker al Bagdadi


Ni los servicios de inteligencia de EEUU -que han puesto un precio de 25 millones de dólares a su cabeza- ni los agentes rusos en las filas del régimen sirio han dado aún con su paradero.


La reaparición del líder del Estado Islámico vuelve tras la pérdida del califato y que silencia los rumores que circulaban sobre su muerte.

relacionada Varios muertos en Orlando por un tiroteo en una zona industrial

COMENTAR



Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil