miércoles, 26 de junio de 2019 13:58
Politica

Gritos, patadas y protestas de PP, Cs y Vox por las distintas formas de acatar la Constitución

|

No title

La XIII Legislatura ha tenido un arranque bronco en el Congreso, donde su nueva presidenta, Meritxell Batet, ha tenido que pedir silencio incluso antes de iniciar el llamamiento a los diputados para que acataran la Constitución. 


Una vez han empezado a jurar o prometer sus cargos, cada uno con la opción que ha elegido, miembros de Vox, a los que después se han sumado algunos del PP, han dado golpes en sus escaños para evitar que se escucharan las palabras de los independentistas y también han protestado desde Ciudadanos.

Nada más sentarse en la Presidencia y dar la "bienvenida" a todas sus señorías, Batet ha anunciado que iba a proceder a dirigir los llamamientos, con una velada advertencia: "Estoy segura de que todos ustedes harán un uso pertinente, adecuado y ajustado a Derecho ya la jurisprudencia del Tribunal Constitucional, de modo que no sea necesaria la intervención de esta Presidencia".

Su primer comentario ya ha desatado algunos rumores, lo que ha llevado a Batet a pedir "silencio" por primera vez desde su nueva responsabilidad. Los primeros en acatar la Carta Magna han sido los miembros de la Mesa y tras Batet, que ha prometido, lo ha hecho la vicepresidenta primera, Gloria Elizo, de Podemos, quien lo ha hecho "por la democracia y los derechos sociales".

POR ESPAÑA Y NUEVOS TIEMPOS REPUBLICANOS


El revuelo ha vuelto cuando el secretario primero, Gerardo Pisarello, de En Comú, ha prometido añadiendo, en catalán, la coletilla "por unos nuevos tiempos republicanos".

Las 'innovaciones' han continuado cuando ha llegado el turno de los diputados que no forman parte de la Mesa, empezando por el líder de Vox, Santiago Abascal, quien ha jurado "por España".

Después se han escuchado promesas en euskera como la de la diputada de Bildu, Mertxe Aizpurua, y el del PNV Joseba Agirretxea, quien ha añadido el "por imperativo legal" que utilizaron por primera vez en los años 80 del siglo pasado los parlamentarios de Herri Batasuna y que fue avalado por el Constitucional.

"Prometo por imperativo legal y con letaltad al mandato democrático del 1 de octubre y al pueblo de Cataluña", ha dicho, por su parte, Jaume Alonso-Cuevillas, abogado de Carles Puigdemont, que ha provocado los primeros golpes en los escaños de Vox y algunos 'populares'.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, se ha puesto en pie quejándose de la situación y pidiendo la palabra por una cuestión de orden. "No vamos a interrumpir el proceso de acatamiento de la Constitución", le ha frenado Batet.


COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil