lunes, 14 de octubre de 2019 22:09
Opinión

EUROPA SE QUIERE

Luis Moreno
Luis Moreno

Profesor de investigación del CSIC en el Instituto de Políticas y Bienes Públicos

La premonición preelectoral de que los euroescépticos xenófobos, populistas, ultranacionalistas (con y sin estado) o los parafascistas de extrema derecha pondrían en almoneda a la UE no se ha materializado. Europa no está en subasta. En realidad, dos de cada tres eurodiputados electos quieren una UE cada vez más unida, tal y como auspiciaron los padres fundadores en el Tratado de Roma de 1957.


Con 20 del total de 54 eurodiputados elegidos en España, el PSOE desbanca nítidamente al PP (12) como primera fuerza con mayor apoyo ciudadano. Estos resultados a nivel español no sólo confirman el vuelco político que se produjo en las elecciones generales del pasado 28 abril, sino que lo incrementa. Si la distancia entre los dos partidos en las últimas elecciones generales fue de 10 puntos porcentuales, en las elecciones europeas el diferencial ha aumentado hasta los 13 puntos. Uno de cada tres electores españoles ha votado por los candidatos socialistas al Europarlamento.


En el contexto continental, y pese a que se especulaba con que los opositores al proceso de Europeización podrían ser llegar a ser uno de cada tres electores, al final las previsiones han mermado tales previsiones a poco más de uno de cada cinco. Estas cifras son más acordes con los resultados del último Eurobarómetro que validaba un optimismo europeísta incuestionable: casi siete europeos --sin contar a los británicos aún enfrascados en su duda hamletiana del Brexit-- afirmaban que sus países se habían beneficiado de la integración europea. Incluso una mayoría reducida de británicos era de la misma opinión respecto a los beneficios aportados por la UE. Para ellos se presenta ahora un escenario indeseado y desgarrador como sería la salida abrupta del Reino Unido antes de la fecha límite del próximo 31 de octubre.


Sea como fuere, es seguro que los intentos de Trump y Putin se redoblarán a fin y efecto de erosionar a la UE con todo tipo de añagazas y presiones políticas y económicas. A tal fin se encamina la ofensiva ideológica reaccionaria de personales como Steve Bannon. El antiguo consejero áulico de Trump, uno de los mayores acreedores de su victoria presidencial, se halla ahora instalado y haciendo proselitismo en Europa. Su estrategia no es otra que contribuir con sus ideas a destruir el proyecto europeo y con ello el Modelo Social Europeo que legitima la convergencia europea entre sus diversos países. Un modelo que se sustenta en nuestro universo de valores de libertad, igualdad y solidaridad. Las propuestas de Bannon, encarnadas en la Casa Banca por el Donald Trump, no van dirigidas tanto a cambiar el mundo, sino a poseerlo. Para ello poco importa que se propaguen verdades, medio verdades o simplemente mentiras (fake news). Todo sea en aras de la conservación del poder político y la preservación de un capitalismo de casino que aporta dividendos corporativos a corto plazo y destrucción planetaria para un futuro incierto.


La pervivencia de conquistas ciudadanas europeas como son nuestros sistemas públicos de pensiones, de educación y sanidad, o de servicios sociales universales depende en buena medida de la renovada mayoría de europarlamentarios europeístas. Ellos deben ser firmes en rehuir los cantos de sirena de una globalización neoliberal que, como muy acertadamente asevera el filósofo Michael Sandel, ha incrementado exponencialmente la desigualdad, favoreciendo a los de arriba y subordinando aún más a las clases trabajadora y media.


Las elecciones han reafirmado la vigencia de los retos que confronta el proceso de Europeización. Estos son formidables, de la misma manera que titánica cabe interpretar la resistencia política del Viejo Continente a ser engullida entre el sistema capitalista anglo-norteamericano y el postsoviético imperialismo ruso. Y es que Europa quiere más Europa.



Este artículo se publicó originalmente en catalunyapress.es

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil