miércoles, 19 de junio de 2019 21:04
Politica

Comienza la prueba documental con la tediosa lectura de documentos pedidos por las acusaciones

|

La Sala que juzga el 'procés' independentista en el Tribunal Supremo ha comenzado este lunes la fase documental del proceso con la lectura, por parte de las acusaciones, del enunciado de todos los documentos que quieren que se valoren como prueba contra los doce encausados, lo que se ha convertido en un trámite muy tedioso.

La razón de esta forma de proceder de la Sala se encuentra en la necesidad de que las defensas conozcan qué papeles en concreto se presentan para poder impugnarlos.

Tras el enunciado de los documentos solicitados por el Ministerio Público por parte de la fiscal Consuelo Madrigal, que se ha extendido más allá de media hora, la abogada del Estado Rosa María Seoane ha tratado sin éxito de evitarse este trámite.

Ha señalado que se limitaba a ratificar el documento en el que se especifican sus pruebas, que se extiende a lo largo de 90 folios, si bien el presidente de la Sala, Manuel Marchena, le ha conminado a leerlos de todas formas. Pese a su insistencia, Marchena no ha modificado su decisión y la letrada no ha tenido más remedio que comenzar a leer su largo documento, interrumpiéndose de vez en cuando para beber agua para aclararse la garganta.

Tras este trámite se prevé que que inicie el visionado de diferentes vídeos propuestos tanto por la Fiscalía, la Abogacía como por las defensas en relación con los hechos acaecidos tanto el 20 de septiembre de 2017 con ocasión de los registros ordenados por un juzgado de Barcelona como el 1 de octubre, día del referéndum ilegal.

Tras este trámite las defensas tendrán ocasión de impugnar las documentales de las acusaciones, es decir, solicitar al tribunal que anule la validez como prueba de algunos de estos elementos.

SE PODRÁ CUESTIONAR AUTENTICIDAD
En esta fase, según Marchena las intervenciones de las defensas podrán cuestionar la autenticidad de las pruebas o denunciar vulneración de derechos fundamentales, "pero no se podrá abrir un debate sobre lo que el documento prueba o no", ha advertido el magistrado. Tras ello, será el turno de los documentos y vídeos de las defensas, que después podrán ser cuestionados a su vez por las acusaciones.

Lo que no se ha aceptado por el tribunal es una petición de las defensas relativa a solicitar por exhorto a determinados juzgados de Barcelona para que se localizara a determinados ciudadanos que acudieron a colegios electorales el 1-O y que realizaron grabaciones en el lugar. Según Marchena, la solicitud de estos documentos a esta altura del juicio es improcedente.

La prueba ha sido iniciada por la fiscal Consuelo Madrigal, que ha comenzado ha citar los documentos que a su juicio deben ser tenidos en cuenta por el tribunal a la hora de enjuiciar este asunto, entre los que se encuentran numerosos acuerdos del Gobierno de la Generalitat bajo la dirección de Carles Puigdemont; documentos encontrados al Jose María Jove, que número dos del exvicepresidente Oriol Junqueras (documento Enfocats y agenda Moleskine con la hoja de ruta del 'procés'), entrevistas en prensa del exconsejero Joaquim Forn, documentos del Diplocat etc...

A continuación ha tomado la palabra la abogada del Estado Rosa María Seoane para leer su documento, tras fracasar su intento de evitar la aburrida lectura de 90 folios citando enunciado de documentos. El trámite consumirá gran parte de la sesión de este lunes.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil