sábado, 20 de julio de 2019 20:24
Tecnología

Noruega teme el exceso de popularidad del coche eléctrico

|

Noruega es el país que lidera las ventas de vehículos eléctricos


Su apuesta por los coches respetuosos con el medio ambiente se paga, curiosamente, vendiendo petróleo extraído del Mar del Norte y luego quemado en los países vecinos, sin que la incongruencia parezca molestar a los nórdicos. 


El volumen de incentivos ofrecidos por el Estado, combinado con los menores costos de uso y la mentalidad "verde" que se respira en el país -aunque vivan del petróleo- justifica que la mitad de los vehículos que se venden sean eléctricos o híbridos enchufables.


De los 220.000 vehículos eléctricos que circulan en la actualidad, con una flota total de 2,7 millones de unidades, se espera que el país alcance los 1,9 millones de coches eléctricos para el año 2040, un incremento que lleva a los responsables de la red eléctrica nacional a hacer sonar las alarmas, advirtiendo de los brutales costes que se avecinan, a menos que se produzca un milagro.


Cocheelectrico



Según un estudio realizado por Poyry, a petición del gobierno noruego, cuando todos estos coches eléctricos visiten las estaciones de carga en horas punta, la red eléctrica no aguantará. 


Para superar la dificultad, advierte Poyry, se necesitarán más de 11.000 millones de coronas noruegas, es decir, más de 1.100 millones de euros.


Todos estos costes se referirán a la baja tensión (alrededor del 60% para la carga en el hogar y en la oficina) y al 28% en las estaciones de carga de alta potencia, es decir, la carga rápida. 


Las soluciones para superar el problema consisten en animar a los clientes a recargar por la noche -para lo que no se necesitaría ninguna inversión adicional en la red-, lo que se aplica a las estaciones de baja tensión, pero no a la recarga rápida, utilizada principalmente por los viajeros, que cobran cuando lo necesitan, la mayor parte del tiempo durante el día y en las horas punta. 


Además de los incentivos, siempre existe la solución de aumentar los precios de la energía durante el período de máxima demanda, de modo que sólo los conductores desesperados con problemas de autonomía se atreven a pagar la factura. Queda por ver cuál será la opción del Gobierno, a pesar de que muchos están apostando por una solución de compromiso.

COMENTAR



Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil