sábado, 20 de julio de 2019 20:14
Ciencia e investigación

El permafrost ártico se está derritiendo 70 años antes de lo previsto

|

El permafrost en los puestos avanzados del Ártico canadiense se está descongelando 70 años antes de lo previsto, según una expedición que ha descubierto otra nueva señal de que la crisis climática mundial se está acelerando aún más rápido de lo que los científicos habían temido.


Un equipo de la Universidad de Alaska Fairbanks están asombrados por la rapidez con la que una sucesión de veranos inusualmente calurosos ha desestabilizado las capas superiores de gigantescos bloques de hielo subterráneos que habían estado congelados durante milenios.


"Lo que vimos fue increíble", dijo a Reuters Vladimir Romanovsky, profesor de geofísica en la universidad. "Es una indicación de que el clima es ahora más cálido que en cualquier momento de los últimos 5.000 o más años."


Parque Tatshenshini Alsek


Con los gobiernos reunidos esta semana en Bonn para tratar de aumentar las ambiciones en las negociaciones de las Naciones Unidas sobre el clima, las conclusiones del equipo, publicadas el 10 de junio en 'Geophysical Research Letters', ofrecieron una señal más de una creciente emergencia climática.


El documento se basó en datos que Romanovsky y sus colegas habían estado analizando desde su última expedición a la zona en 2016. El equipo utilizó un avión de hélice modificado para visitar lugares excepcionalmente remotos, incluida una base de radar abandonada de la era de la guerra fría a más de 300 km del asentamiento humano más cercano.


Romanovsky y sus colegas dijeron que se enfrentaban a un paisaje que era irreconocible del prístino terreno ártico que habían encontrado durante las visitas iniciales una década antes.


La vista se había disuelto en un mar ondulante de mogotes -depresiones de cintura alta y estanques conocidos como termokarst-. La vegetación, una vez escasa, había empezado a florecer.


Dividido entre la excitación profesional y el presentimiento, Romanovsky dijo que la escena le había recordado las consecuencias de un bombardeo.


"Es un canario en la mina de carbón", dijo Louise Farquharson, investigadora postdoctoral y coautora del estudio. "Es muy probable que este fenómeno esté afectando a una región mucho más extensa y eso es lo que vamos a ver a continuación."


Los científicos están preocupados por la estabilidad del permafrost debido al riesgo de que la descongelación rápida pueda liberar grandes cantidades de gases que atrapan el calor, desencadenando un ciclo de retroalimentación que a su vez impulsaría aumentos de temperatura aún más rápidos. Un estudio publicado en abril ya alertaba sobre este tema.


Incluso si se implementan los compromisos actuales de reducción de emisiones bajo el acuerdo de París de 2015, el mundo aún está lejos de evitar el riesgo de que este tipo de circuitos de retroalimentación desencadenen un calentamiento galopante, según los modelos utilizados por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, respaldado por la ONU.


Con los científicos advirtiendo que las temperaturas más altas devastarían el sur global y amenazarían la viabilidad de la civilización industrial en el hemisferio norte, los activistas dicen que el nuevo documento reforzaba el imperativo de reducir las emisiones.


"Descongelar el permafrost es uno de los puntos de inflexión de la degradación del clima y está ocurriendo ante nuestros ojos", advierte Jennifer Morgan, directora ejecutiva de Greenpeace International. 


"Este deshielo prematuro es otra señal clara de que debemos descarbonizar nuestras economías, e inmediatamente."

relacionada ​Las emisiones del deshielo del permafrost ártico son mucho más altas de lo que se pensaba
relacionada La NASA muestra el dramático deshielo del Ártico

COMENTAR



Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil