miércoles, 28 de julio de 2021 14:43
Politica

Bárcenas ratifica que los ordenadores contenían información sobre la caja B del PP

|

El extesorero del PP Luis Bárcenas ha ratificado este jueves en el juicio por los ordenadores que él mismo usaba en la sede del partido que estos discos duros contenía información sobre la contabilidad paralela de los 'populares'. Entre los distintos archivos que almacenaba se encontraba una hoja de cálculo que "completaban eso que se llaman mis papeles", ha asegurado en alusión a los conocido 'papeles de Bárcenas'.


Bárcenas, que se retiró en septiembre de 2016 de este procedimiento, ha declarado como testigo en esta vista oral acompañado de su abogado, Joaquín Ruiz de Infante, por si alguna de las preguntas formuladas por las distintas partes le puede perjudicar en alguna de las causas en la que se encuentra inmerso.


El extesorero, tras asegurar al juez Eduardo Muñoz de Baena que no tiene "ningún tipo" de relación, ni de amistad ni de enemistad, con ninguno de los acusados, ha asegurado que los ordenadores Toshiba y Apple son de su propiedad y no del PP, aunque fuese el entonces jefe del departamento de Informática del partido, Javier Barrero, gestionase su compra.


Así, a preguntas de la fiscal, el testigo ha explicado que en el Toshiba contenía "información histórica" que quiso recuperar en un "momento determinado" que guardaba relación con la investigación en la Audiencia Nacional del caso Gürtel y con la pieza denominada Udef Bla, que estudia la presunta caja b del PP a partir de los denominados 'papeles de Bárcenas'.


Bárcenas


"COMPLETAR OTRA INFORMACIÓN"


"Aproveché a echar un vistazo para completar información que necesitaba" para poder "completar otra información que tenía exclusivamente manuscrita en papel", ha indicado. Ha precisado que ese ordenador contenía "hojas excel, datos relacionados con mis cuentas corrientes, había presupuestos de campañas electorales y cómo se financiaban y las notas que daban continuidad a los papeles", pero sin hacer ninguna mención expresa a la presunta contabilidad paralela del PP.


De hecho, Bárcenas se ha llegado a preguntar si su declaración tiene que ver con la caja b del PP, cuando el abogado Juan Moreno, de la acusación popular ejercida por Izquierda Unida, le ha preguntado directamente sobre si la documentación tenía relación con la contabilidad. "Ha sido una conclusión que ha hecho el letrado sobre su respuesta", ha afirmado al juez, instando al letrado que no le formulase preguntas sobre este asunto.


La fiscal, que en algún momento del interrogatorio se ha dirigido a Bárcenas de un modo más contundente para restarle credibilidad, ha insistido en saber por qué el extesorero traspasó información de un ordenador a otro cada vez que cambiaba de dispositivo y sin embargo la citada documentación se dejó en el Toshiba y acudió a ella "12 años después".


"No lo sé. Hay cosas que se quedan, otras que se pasan y otras que las borro directamente porque no le concedo trascendencia. Gran parte las pasé a los siguientes ordenadores, pero había una hoja de cálculo que complementaban esos que se llaman mis papeles", ha respondido.


En cuanto al otro ordenador objeto de este juicio, el Apple Macbook, ha dicho que contenía recibos escaneados que daban "soporte" a sus anotaciones, como listado de donantes, financiación de campañas electorales o datos de las personas que autorizaron la compra de las acciones de 'Libertad Digital'.


En otro momento de la declaración, Bárcenas ha afirmado que intentó mantener una comunicación con altos cargos del PP para recuperar los ordenadores, entre ellos el exscretario general del partido y exministro Javier Arenas y con el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, "vía Whatsappp". "Pero creo que esto no aporta nada", ha agregado a continuación.


EL PENDRIVE QUE ENTREGÓ EN LA AUDIENCIA NACIONAL


Por otro lado, ha admitido que recurría al exjefe de informática del PP Javier Barrero para que le resolviese cualquier incidente con los ordenadores, como fue el caso de la extracción de los documentos que se guardaban en el Toshiba. Pues este ordenador "al ser muy antiguo" --lo compró en los años 90, ha recordado-- no tenía puertos usb, por lo que le pidió ayuda al informático.


"Se llevó el ordenador, le di la clave, sacó la información y me lo entregó en un pendrive", que el propio Bárcenas le había entregado para que almacenase ahí todo los archivos. Este fue el dispositivo electrónico que el propio extesorero entregó en el Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, ha concretado.


Asimismo, el extesorero 'popular' -que ha sido trasladado desde el centro penitenciario en el que cumple condena por la primera época de actividades del caso Gürtel-- ha recalcado que "en absoluto" ha manipulado la documentación que fue entregada a la Audiencia Nacional. "Si hubiese manipulación de las hojas que completan los papeles no darían continuidad a los anteriores y posteriores".


El interrogatorio del abogado de IU Juan Moreno ha puesto en relación este procedimiento de la destrucción de los discos duros de Bácenas con otros que se instruyen en la Audiencia Nacional, concretamente la presunta 'caja B' del PP y la operación Kitchen, el dispositivo policial que se habría puesto en marcha para hacerse con información del extesorero.


RELACIÓN CON LA OPERACIÓN KITCHEN


Sobre esta causa, Bárcenas ha llegado a decir que si se hubiese conocido antes, el caso de la destrucción de sus ordenadores habría sido "una parte de la operación Kitchen", ya que en el mismo año "se produjeron un montón" de hechos que "confluyeron en el mismo sentido", es decir, "hacerse con documentación" que, según ha dicho, le "pertenecía y perjudicaba personalmente".


Entre esos hechos, el extesorero ha mencionado el asalto del falso cura en su casa o la contratación del que era su chófer, Sergio Ríos, como confidente de la Policía para que "clonara" sus teléfonos móviles, todo ello investigado en el Juzgado Central de Instrucción número 6 en el marco del conocido como 'caso Villarejo'.


Por último, ha apuntado que ninguna persona del PP se puso en contacto con él para informarle de que los archivos de sus ordenadores iban a ser eliminado porque "en ningún momento existió un protocolo" para proteger los datos de los usuarios, como defiende el PP.


EL PP LO NIEGA


La extesorera Carmen Navarro dice que en los dispositivos no estaban los 'papeles de Bárcenas' e insiste 

María Massó, la representante del PP en el juicio por la destrucción de los conocidos como ordenadores de Luis Bárcenas, ha ratificado que los tres dispositivos electrónicos que utilizaba el extesorero cuando fue despedido son propiedad del partido y que el borrado que se hizo de los discos duros cumplió con la legalidad vigente.


Massó ha remarcado que el ordenador de sobremesa y los dos portátiles que Bárcenas dejó en la Sala Andalucía de la tercera planta de la sede de Génova "eran y son propiedad" del PP, "sin ninguna duda", y que el partido así lo acreditó aportando al procedimiento las facturas de compra.


De este modo, ha aprovechado para afirmar que Bárcenas "no pudo acreditar la propiedad" de los ordenadores. "Todos los empleados del PP trabajan con dispositivos corporativos", ha apuntado la representante legal de los 'populares'.


NUNCA LO HA RECLAMADO


Massó también ha recordado al tribunal que, de hecho, el extesorero "nunca ha reclamado el contenido" de los ordenadores y que la primera denuncia que puso contra el PP tras ser despedido se refería al "continente", es decir, la carcasa del dipositivo, y no lo que esto contenía.


Aunque la abogada ha explicado que el uso personal que hagan los trabajadores del PP de sus ordenadores corporativos supone una "anuencia de la privacidad" de la información personal que haya en ellos, ha querido dejar claro que el partido siempre "da la oportunidad al usuario" de recuperar o borrar los documentos personales que considere oportuno antes de proceder al borrado definitivo de los discos duros.


Este es el motivo por el que, cuando se desestimó la denuncia de Bárcenas, los servicios informáticos del partido hicieron una búsqueda de ficheros personales del extesorero para poder devolvérselos. Al no encontrar nada, ha apuntado, se dio el visto bueno a iniciar el protocolo de borrado.


Como han dicho los otros acusados en este procedimiento --el abogado del PP Alberto Durán, el jefe informático José Manuel Moreno y la extesorera Carmen Navarro--, Massó ha defendido que el partido cumplió el protocolo legal, siguiendo los estándares internacionales, para llevar a cabo el borrado de los discos duros.


PROHIBICIÓN DE ENTRAR EN EL PP POR EL "MONTÓN DE DINERO EN SUIZA"


Antes que la representante del PP, ha declarado la extesorera Carmen Navarro, quien ha corroborado las versiones ofrecidas previamente por Alberto Durán y José Manuel Moreno. Navarro, siguiendo así todos la misma estrategia de defensa al contestar únicamente a las preguntas de su defensa y de la Fiscalía.


Navarro ha asegurado que la decisión de prohibir la entrada en 2013 a Bárcenas la adoptó la entonces secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, al conocerse por la prensa el "gran escándalo" de que el extesorero tenía "un montón de dinero en Suiza". En este sentido, ha concretado que lo único que hizo fue trasladar esta orden al jefe de seguridad del PP, que era el cuñado de Bárcenas, y que a partir de entonces se "desentendió" del asunto.


Ha asegurado que tuvo conocimiento de la existencia de los discos duros cuando el 1 de marzo de 2013 recibió un burofax de Luis Bárcenas reclamándole "todas sus pertenencias y ordenadores", y también por la denuncia que interpuso contra el jefe de la Asesoría Jurídica por el mismo asunto.


"LO QUE TENGA QUE TENER LO TENDRÁ EN SU CASA"


"En la Sala Andalucía no había millones de euros, ni los 'papeles de Bárcenas'. Lo que tenga que tener lo tendrá en los ordenadores de su casa, no en una sala donde puede entrar todo el partido", ha afirmado Navarro a preguntas del fiscal.


A raíz de esta afirmación, su abogado, Enrique Molina, le ha pedido que explique si es necesario "hacer fuerza" para entrar en cualquier despacho de la sede del PP, debido a que Bárcenas denunció que la cerradura de la sala que usaba fue "forzada". "Por supuesto que no", ha contestado Navarro, que ha añadido que a alguna sala se accede a través de llave, cuya copia tiene el departamento de seguridad.


LA "ÚNICA" CONTABILIDAD EN EL PP ES LA "OFICIAL"


Debido a que Bárcenas aseguró durante la instrucción de este caso que los ordenadores contenía información sobre la contabilidad paralela del PP y que la Audiencia Nacional requiriese la entrega de los dos dispositivos después de que la defensa del extesorero entregase un pendrive con parte de supuestos archivos extraidos de los mismos que tenían relación con la presunta caja B, Navarro ha remarcado que no tiene "ningún conocimiento de que hubiera alguna contabilidad B del PP".


"La única que he heredado es la que está en los activos informáticos, la oficial, la que se presenta todos los años al Tribunal de Cuentas y la que audita el Tribunal de Cuentas", ha subrayado la extestorera. "No tengo conocimiento de que hubiera una contabilidad B en el PP y desde que estoy yo no ha habido nada de eso", ha afirmado.


Asimismo, ha indicado que nunca ha visto dichos ordenadores, pues con Bárcenas tan solo se cruzó una vez en un pasillo, y que el jefe del departamento informático no tiene que pedirle permiso para activar el protocolo de borrado de los discos duros, aunque ella sea su superior, porque depende de su ámbito funcional.

COMENTAR

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil