martes, 17 de septiembre de 2019 14:53
Opinión

"PEMEX" AVANZA HACIA UNA NUEVA ESTRATEGIA

Robert Tornabell
Robert Tornabell
Catedrático de Economía Financiera y exdecano de ESADE

El presidente Andrés López Obrador prometió reformar el país, terminar con la corrupción y la violencia. Necesitaba crear empleo y riqueza y planteó la construcción de una refinería de petróleo, con un coste 2.000 millones de dólares. Las agencias de calificación plantearon que si el petróleo contribuía a los presupuestos casi con un 20 por ciento, debían bajarse los impuestos y entrar en contratos de inversión público–privada (de hecho, ya lo hizo en sus años de alcalde de México D.F.). Una nueva auditora para el ejercicio 2018, KPMG, destacó las fuertes pérdidas de PEMEX y su creciente endeudamiento, además de fugas de carburantes (ilegales).


Bandera méxico


Algunas agencias de “rating” se alarmaron, porque PEMEX tiene una elevada deuda, 106 mil millones de dólares, representada por bonos que compraron compañías de seguros y fondos de inversión. En 2015, los bonos de PETROBRAS en USD fueron recalificados a la baja. Sus costes financieros aumentaron en 1.600 millones, con importantes pérdidas de valor de sus acciones.


El gobierno de México tomó medidas oportunas: rebajó la carga fiscal de PEMEX, refinanció 2.500 millones de la deuda en dólares, y posiblemente (según Reuters) negoció con inversores privados y con tres bancos líneas de crédito adicional.


En la primera semana de junio Fitch cambió la categoría de los bonos de PEMEX y la rebajó a “deuda especulativa” y un día después degradó también la deuda soberana del país, con severas críticas del Ministro de Finanzas. Luego lo hizo Moody´s, lo que supuso que se vendieran 16.000 millones de dólares en bonos que tenían en cartera inversores que habían pactado que si una agencia rebajaba el grado de calificación los venderían.


1. UN DESENLACE PENOSO


Brasil y México son las mayores economías de América Latina y tienen dos gigantes del petróleo: PETROBRAS y PEMEX, pero han tenido trayectorias distintas. En México, el presidente Lázaro Cárdenas nacionalizó la extracción, producción y distribución de petróleo. En 2013 se privatizó PEMEX (pero el petróleo siguió siendo propiedad del Estado).


Brasil siguió un modelo mixto, basado en las políticas de autarquía en la época de las dictaduras militares. Se trataba de crear un gran mercado interno y sustituir todas las importaciones. Los equipos esenciales para la perforación de los pozos debían fabricarse en Brasil. Los gobiernos democráticos conservaron en parte esas políticas, y cuando se aprobó la participación de socios extranjeros (British Gas y Repsol España), los yacimientos fuera costa, bajo capas de sal, perdieron ritmo de avance por no disponer de los mejores medios de explotación.


2. LA EXTRACCIÓN DE PETRÓLEO: UNA ACTIVIDAD INTENSIVA EN CAPITAL Y TECNOLOGÍA


El gobierno de Brasil nombraba los directivos de PETROBRAS y bajo el mandato de los presidentes Ignazio Lula y Dilma Rousseff no fue posible financiar con moneda local la expansión del sector. Brasil decidió que el Estado no se endeudaría en dólares. Se emitiría deuda en reales y no sufrirían la presión de los mercados internacionales. Esas sanas políticas no pudieron aplicarse al sector del petróleo y el gas natural.


PETROBRAS emitió bonos en dólares hasta 130 mil millones. La corrupción condujo a un saneamiento y el país tuvo que importar hidrocarburos. La espiral terminó con subvenciones a los consumidores de gasolinas y gasoil, lo que provocó déficits crecientes de la Balanza de Pagos y la crisis de la moneda local.


Para concluir, México tiene un gran valor estratégico y está en condiciones de renegociar la penosa situación actual. Su nuevo presidente ha demostrado que el diálogo y la negociación permiten salvar la dignidad y asegurar el futuro de la nación con políticas progresistas. Ha renegociado la antigua NAFTA y sigue siendo el mejor proveedor de la Administración Trump, a pesar de todas las dificultades.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil