domingo, 18 de agosto de 2019 10:55
Politica

Alonso cree que PNV apoyará un gobierno Sánchez-Podemos por ser la coalición que gusta a los se quieren "cargar España"

|

Reitera que "no es aceptable" que EH Bildu siga sin condenar "ni uno solo de los asesinatos de ETA"

El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, ha afirmado este domingo que el PNV está "deseando" incorporarse a un posible acuerdo de gobierno de PSOE y Unidas Podemos, porque será el ejecutivo que le gusta "a todos aquellos que quieren destruir nuestra Nación y cargarse España".

Alonso ha intervenido en la segunda y última jornada de la 'Escuela de Verano Miguel Ángel Blanco' que, organizada por las Nuevas Generaciones del PP bajo el lema 'La España del futuro', se ha desarrollado a lo largo de todo el fin de semana en el museo Artium de Vitoria.

En la clausura de las jornadas, Alonso ha hecho referencia al pleno de investidura que se va a celebrar esta semana en el Congreso, para asegurar que el PNV se incorporará a un posible acuerdo de gobierno de PSOE y Unidas Podemos porque "están deseando hacerlo".

"No les importa que las políticas de Podemos pongan en peligro el desarrollo económico de España o generen menos libertad, nos hagan a todos más dependientes de la administración y tengamos que vivir dando las gracias a los bienhechores de los ministros de Podemos", ha señalado.

Alonso cree que si el Gobierno de PSOE y Unidas Podemos sale adelante, será el gobierno que le gusta "a todos aquellos que quieren destruir nuestra Nación y cargarse España". "Pedro Sánchez tiene que preguntarse por qué gusta tanto a los que quieren cargarse su país", ha señalado.

Asimismo, se ha dirigido a los afiliados a Nuevas Generaciones para advertirles de que "la ambición para España no es el que más alto grita 'soy español', sino el que más hace avanzar a su país y más oportunidades genera" y cree que ése es el "verdadero patriotismo".

También ha criticado a los partidos "nostálgicos" de épocas anteriores y ha abogado por "combatir" la idea de que las nuevas generaciones van a vivir peor que sus padres.

El presidente del PP vasco también ha defendido que el PP debe "hacer reformas" y "dar oportunidades para que haya capacidad de competir y que la gente joven tenga oportunidades". "El PP es el partido que sabe diseñar las políticas que hacen esto, pero radicalmente decimos que si no se restablece la concordia y un mensaje claro de defensa de lo que hemos sido como democracia en la Constitución y en la libertad, no es posible avanzar porque vamos a estar atrapados en el cainismo", ha defendido.

Por otro lado, ha destacado que Miguel Ángel Blanco fue un joven que "no se resignó" y que "quiso ser libre", y ha pedido a los jóvenes de Nuevas Generaciones que mantengan su "espíritu de rebeldía" y "tomen ejemplo" del edil de Ermua como "símbolo de compromiso político".

EH BILDU NO CONDENA
Tras lamentar la "podredumbre moral que trajo ETA a la sociedad", ha defendido la necesidad de "construir el futuro sobre una sociedad que tenga bases éticas sólidas", y ha subrayado que "no es aceptable que haya una organización política como EH Bildu que sigue sin haber condenado uno solo de los asesinatos de ETA".

Por ello, el líder de los 'populares' vascos cree que es necesario "cambiar" Euskadi para que "ése no sea el fundamento del entendimiento futuro", porque entonces cree que "no habrá ninguna garantía de no repetición". "Usan la memoria para arrinconar", ha lamentado antes de defender que esto debe tener una "proyección al futuro" porque "explica lo que somos".

En este sentido, ha subrayado que ETA "cambió el País Vasco", ya que "expulsó a decenas de miles de personas de sus hogares, eliminó toda la discrepancia política que pudiera existir o cualquier persona que no fuera nacionalista en municipios enteros".

"El legado de ETA es que hay municipios enteros donde no existe el pluralismo político en el País Vasco. Yo quiero recuperar un País Vasco plural donde realmente hay libertad y que sea lo que debería haber sido si no hubiera existido ETA", ha señalado, antes de criticar que "el nacionalismo vasco no hace nada para cambiar esta situación" porque "quiere poder, control y no quiere libertad".

Alonso ha pedido no olvidar el ejemplo que inspiraba a Miguel Ángel Blanco, quien defendía "la presencia y concordia en España que había traído la Constitución de 1978 y la libertad" y ha dicho a los jóvenes del PP que no pueden llegar a la política para "encarnar prejuicios".

"No es verdad que los de la izquierda no sean españoles. No es verdad que los de la derecha no sean demócratas. Tenéis que encarnar la idea de reconciliación y convivencia que tenga un proyecto y propósito para el futuro", ha solicitado.

"CONTENCIÓN AL TOTALITARISMO"
El presidente del PP de Gipuzkoa, Borja Sémper, por su parte, ha participado este mediodía en una mesa de debate en la que ha criticado la "desmemoria y las mentiras que algunos quieren propagar sobre el pasado que ha sufrido la sociedad" vasca y ha abogado por trabajar para que "el totalitarismo, que siempre acecha, tenga muros de contención" que no solo sean constitucionales o de partidos políticos, sino que vengan de "todos los ciudadanos que aspiran a vivir en una sociedad en democracia y libertad plena". "La memoria es fundamental y necesaria para construir la España del futuro", ha defendido.

Sémper ha explicado que decidió dedicarse a la política en los años 90, lo que "suponía perder el anonimato y pasar a estar en una diana" y ha indicado que "ser del PP no entrañaba ningún privilegio, pero suponía un inmenso honor". "Yo con 14 años vi un asesinato", ha explicado señalando que este hecho forzó su compromiso dirigido a "reaccionar ante una sociedad que por miedo una parte y por mezquindad otra, estaba callada contra el terror".

Tras lamentar que "las ideas totalitarias siguen estando presentes", Sémper ha explicado que esto ocurre "singularmente en el País Vasco, defendido por los herederos de ETA y quienes en su día les jaleaban", pero también por una "idea tóxica que es la del nacionalismo", una idea que "lleva a separar a ciudadanos entre buenos y malos en función de cuál sea un adscripción política".

"Hoy, en pleno siglo XXI hay quienes quieren volver a ondear la bandera de la división, quienes se sienten cómodos y crecen en la idea nacionalista", ha señalado.

Por ello, ha defendido que es "tan necesario" el PP de España y en Euskadi el PP vasco. "Estuvimos en los momentos más complicados, en aquellos momentos era muy fácil identificar cuál era el campo de batalla porque estaba absolutamente claro a través de la violencia y terrorismo. Hoy para algunos es más difícil porque quienes quieren seguir proyectando la división tienen más capacidad, a través de la sutileza, para que no lo parezca", ha alertado.

Sémper cree que la labor del PP en España y en Euskadi es "fundamental" porque su formación "bebe de la idea de concordia emanada de la Constitución" y ha aseverado que el PP es un partido que trata "a todos los ciudadanos por igual" y que cree "en la libertad del individuo, siempre que sea dentro de un marco, que es el que marca la Constitución, nuestra legislación, y el sentido común".

COMENTAR



Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil