lunes, 19 de agosto de 2019 09:34
Ciencia e investigación

Come a estas horas del día y perderás peso

|

Comer más temprano parece disminuir el apetito y, por lo tanto, podría ayudar con la pérdida de peso, según los autores de un nuevo estudio.


Estudios anteriores ya hbían sugerido que nuestro sistema circadiano -o reloj de cuerpo- juega un papel en la forma en que quemamos energía y en nuestro apetito. Y ahora parece que comer más temprano durante el día se alinea con estos procesos, y puede ayudar a perder peso. 


Pu00e9rdida de peso, perder peso


Los autores del nuevo artículo publicado en la revista 'Obesity' querían entender si las personas pierden peso porque están gastando más energía, comiendo menos, o si algo más entra en juego.


El estudio llega a medida que las dietas de ayuno, como la 5:2 y la 16:8, han ganado popularidad, aunque la evidencia para probar que son beneficiosas es relativamente escasa.


Los investigadores reclutaron a diez adultos para que probaron un programa de ayuno de 12 y 18 horas, con los mismos tipos y cantidades de alimentos, en un orden aleatorio. Los participantes tenían sobrepeso pero estaban sanos; tenían un IMC de entre 25 y 35 kg/m2; pesaban entre 68 y 100 g; y tenían entre 20 y 45 años. También se iban a dormir entre las 9:30 p.m. y las 12, normalmente. Las comidas eran 50 por ciento carbohidratos, 35 por ciento grasa y 15 por ciento proteínas. Cada dieta duró cuatro días y fue separada por un período de 'limpieza' de 3.5 a 5 semanas.


La primera dieta fue una forma de ayuno intermitente llamada alimentación temprana restringida en el tiempo (eTerf, early time-restricted feed), en la que los participantes comieron tres comidas entre las 8 a.m. y las 2 p.m. El desayuno fue a las 8 a.m., y la cena a las 2 p.m. El equipo pensó que un período de alimentación de 6 horas era lo suficientemente diferente al control, a la vez que era sostenible a largo plazo.


La otra dieta actuó como control, donde los participantes consumieron las tres comidas entre las 8 a.m. y las 8 p.m., o las comidas típicas americanas.


En el cuarto día de cada régimen, los investigadores invitaron a los participantes a pasar 24 horas en una cámara respiratoria, lo que les permitió medir cuánta energía quemaban. También recolectaron muestras de sangre y orina para medir los niveles hormonales, y periódicamente pidieron a los participantes que calificaran factores como el hambre, el deseo y la capacidad de comer y la saciedad.


LA HORMONA GRELINA


La ETerf pareció reducir los niveles de grelina, una hormona relacionada con el hambre, y pareció ayudar a quemar grasa. También pareció reducir sus ganas de comer, sentirse más llenos en promedio.


El coautor Eric Ravussin, director ejecutivo asociado de ciencias clínicas del Centro de Investigación Biomédica Pennington de la Universidad Estatal de Luisiana en Baton Rouge, comenta: "Coordinar las comidas con los ritmos circadianos, o el reloj interno de su cuerpo, puede ser una poderosa estrategia para reducir el apetito y mejorar la salud metabólica."


Courtney M. Peterson, autora líder del estudio y profesora asistente del Departamento de Ciencias de la Nutrición de la Universidad de Alabama en Birmingham, comenta: "Sospechamos que la mayoría de las personas pueden encontrar útiles las estrategias para perder peso o para mantenerlo, ya que estas estrategias parecen frenar el apetito, lo que puede ayudar a la gente a comer menos".


Los autores reconocieron que su estudio estaba limitado en formas que incluían la posibilidad de extraer sangre dos veces, lo que significaba que era más difícil examinar las hormonas metabólicas; las dietas sólo se seguían durante cuatro días, lo que podría no ser lo suficientemente largo para que el metabolismo o el ritmo circadiano se adaptara; y el tamaño de la muestra era relativamente pequeño y estaba sesgado hacia los hombres.


COMENTAR



Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil