viernes, 1 de julio de 2022 06:39
Internacional

​Alrededor de 600.000 rohingyas viven bajo amenaza de "genocidio" en Myanmar, según la ONU

|

Refugiados rohingya llegan a Bangladesh desde Birmania

Refugiados rohingya llegan a Bangladesh desde Birmania / REUTERS - MOHAMMAD PONIR HOSSAIN - Archivo EP


Unos 600.000 rohingyas que permanecen en Myanmar (Birmania) viven bajo la amenaza de un "genocidio", advirtieron el lunes investigadores de las Naciones Unidas (ONU), pidiendo que los responsables sean llevados ante la Corte Penal Internacional (CPI).


En un informe, la misión de investigación de la ONU sobre Myanmar declaró que "tiene motivos razonables para concluir que las pruebas que apoyan la intención genocida del Estado (...) han sido reforzadas" desde el año pasado y que "existe un grave riesgo de que se produzcan o se repitan actos genocidas".


Lo mismo ocurre con la "responsabilidad del Estado", que "significa que Myanmar debe ser llevado ante la CPI por no cumplir con sus obligaciones en virtud de la Convención sobre el Genocidio de 1948, uno de los pocos instrumentos internacionales de derechos humanos que ha ratificado", según la Misión.


Para los investigadores de la ONU, a quienes no se les permitió estar allí, "Myanmar continúa cometiendo crímenes contra la humanidad por actos inhumanos que causan gran sufrimiento y persecución como parte de un ataque generalizado y sistemático contra la población rohingya.


Unos 740.000 rohingyas huyeron del estado de Rakhine (oeste) en agosto de 2017 tras una operación de represión del ejército en Myanmar, un país con una fuerte mayoría budista.


Familias enteras se reunieron en condiciones muy difíciles con 200.000 refugiados perseguidos ya asentados en campamentos a través de la frontera con Bangladesh.


"Los 600.000 rohingyas que permanecen en Myanmar son sistemáticamente perseguidos y viven bajo la amenaza del genocidio" y sus "deplorables" condiciones de vida han empeorado en un año, advirtieron investigadores de la ONU, que "subrayan el imposible retorno" de los refugiados rohingya.


En un comunicado, el presidente de la misión de investigación, Marzuki Darusman, subrayó que "la amenaza de genocidio continúa para los rohingya que se quedaron", recordando que hace un año, la misión declaró que había encontrado "actos de genocidio" en "operaciones de limpieza" cometidas en 2017 que mataron a "miles de rohingyas".

COMENTAR

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil
CLABE