viernes, 18 de octubre de 2019 04:19
Tecnología

​Los electrodomésticos durarán más y serán más fáciles de reparar

|

La Comisión Europea ha adopatdo este martes 1 de octubre normas para facilitar la reparación y el reciclaje de los electrodomésticos, con un menor consumo de energía para alargar su vida útil, lo que supone un ahorro en las emisiones de gases contaminantes.


Refrigeradores, lavavajillas y lavadoras, televisores y monitores, fuentes de alimentación, motores eléctricos, frigoríficos de venta al por menor, transformadores y soldadores son los productos que deberán estar en el mercado de conformidad con las nuevas normas a partir de 2021.


Una secadora, electrodomu00e9stico



Entre ellas se incluye la garantía de que las piezas de repuesto estarán disponibles durante al menos siete a diez años después de la compra, de que se podrán entregar rápidamente y de que se podrán montar sin necesidad de herramientas especiales o sin el riesgo de dañar el equipo durante la reparación.


Los fabricantes también tendrán que garantizar los manuales de reparación para los profesionales y los consumidores.


En el caso de las lavadoras y las secadoras, deberían consumir 711 millones de metros cúbicos menos al año de aquí a 2030.


Monique Goyens, directora de la Asociación Europea de Consumidores, comenta que es esencial abandonar la "cultura del desecho", que quita los recursos naturales y vacía los bolsillos de los consumidores.


Jyrki Katainen, director de la cartera de Empleo, Crecimiento, Inversión y Competitividad de Europa, dice que las medidas "pueden ahorrar a los hogares europeos una media de 150 euros al año y contribuir a un ahorro energético equivalente al consumo anual total de Dinamarca para 2030".


Esto evitará la emisión a la atmósfera de 46 millones de toneladas de gases como el dióxido de carbono, lo que contribuirá a "una Unión Europea completamente descarbonizada para 2050".


Paolo Falcioni, director de la asociación europea de la industria de electrodomésticos, destaca que "las autoridades de vigilancia del mercado deben disponer de los recursos y la coordinación suficientes para hacer frente a las nuevas dificultades de verificación del cumplimiento de la ley".


Estas medidas se suman a las nuevas normas adoptadas en marzo de este año para las etiquetas de eficiencia energética de los productos, que se espera que ahorren 150 millones de toneladas de petróleo -el equivalente al consumo de energía primaria de Italia- y 285 euros al año para los consumidores en 2020.

COMENTAR



Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil