domingo, 15 de diciembre de 2019 03:03
Opinión

​¿QUEREMOS DESHACER TÓPICOS?

Miquel Escudero
Miquel Escudero

Las exageraciones o falsedades acerca de la colonización española de América se sueltan como indiscutibles, y hay quienes tienen un intenso e irreprimible afán por repetirlas. Es un síntoma de sectarismo. Se puede documentar que la realidad no fue ni negra ni rosa, pero no hay peor ciego que el que no quiere ver; así, hay estadistas que pasan por alto el “horrible comportamiento de muchos gobiernos criollos” con los indígenas tras la separación de España. En su ensayo ‘Civilizar o exterminar a los bárbaros’ (Crítica), el jurista cordobés Santiago Muñoz Machado (catedrático de Derecho, director de la Real Academia Española y miembro de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas) compara semejanzas y divergencias intelectuales y políticas entre los procesos de conquista y colonización que españoles e ingleses acometieron en las Indias Occidentales.


Colu00f3n llegando a Amu00e9rica


Natural de Pozoblanco -como Muñoz Machado- Juan Ginés de Sepúlveda fue educador de Felipe II y cronista oficial de Carlos V, ponía por delante los intereses del Estado. Para él no se podía obligar a los indios a renunciar por la fuerza a sus creencias, pero sí reprimir los sacrificios humanos y el canibalismo. Ya en 1512 se legisló contra el maltrato de palabra o de obra hacia los indios; otra cosa fue la dificultad de su cumplimiento. Con las Ordenanzas de Felipe II en 1573 desapareció el concepto de ‘conquista’ y se habló de ‘nueva población y pacificación’. Se distinguió entre la ocupación de la tierra y la relación con los indios.


El profesor Muñoz Machado destaca que: “la enorme complejidad de los debates suscitados en España sobre los justos títulos de la conquista y poblamiento de las Indias carece de parangón, ni aproximado, en el pensamiento y la acción gubernamental inglesa”, pero hubo un momento en que, sin hacer una mención expresa, se asumieron las exposiciones de teólogos y juristas españoles del siglo XVI. También “se intentó una anglinización de los indios, pero en cuanto se percibió la dificultad o se constató el fracaso, se sustituyó esa política por la de segregación estricta”. A diferencia de los británicos “el método de integración y mestizaje español facilitó la implantación de los conocimientos e industrias europeas, la educación de la población y la conservación de sus idiomas y de aquellas costumbres que no chocaban con la doctrina católica”. Todo es más complejo de lo que algunos creen.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil